miércoles 25 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
El hecho sucedió en Santa Lucía

Tucumán: hubo allanamientos por el doble crimen mafioso

Allanaron la casa de la esposa y madre de las víctimas, y de otro hombre. No se conocieron resultados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de marzo de 2022 - 01:05

Con dos allanamientos que se realizaron en las últimas horas, la Justicia intenta esclarecer el doble homicidio que se registró en Santa Lucía. Según confiaron fuentes judiciales, personal de la Brigada de Investigaciones Sur se presentó en la casa de la esposa y madre de las víctimas, y en la vivienda de otro hombre con el que la mujer al menos mantiene una relación de amistad.

El jueves por la noche, en un descampado ubicado a unos 300 metros de la ruta 307, Luis “Chano” de la Vega (de 52 años) fue encontrado sin vida e incinerado en el interior de una camioneta utilitaria. Los familiares dijeron que lo habían visto por última vez antes de que partiera a Catamarca a comprar maíz. También informaron que momentos antes de salir, había discutido con su hijo Walter (25), aunque no precisaron los motivos. Cuando la Policía fue a buscarlo para que aclarara su situación, un hermano denunció su desaparición. Su cadáver fue hallado el sábado a 100 metros donde estaba su padre, en un lugar que ya había sido rastrillado por sus familiares, policías y peritos del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF).

Los agentes consideran que están ante un doble crimen mafioso. Y creen que podría haber sido cometido por dos o más sicarios que planificaron sus muertes con bastante tiempo. Según fuentes judiciales, “Chano” recibió dos disparos que le provocaron la muerte y después quemaron su cuerpo. A Walter le dispararon primero en el pecho y después lo ejecutaron de un disparo en la nuca. No se determinó aún, o al menos no se informó si ambos fueron asesinados ese mismo jueves. Este es un punto importante en la investigación porque confirmaría si el cadáver del más joven fue arrojado en ese lugar después de que los policías y peritos se retiraran, tal como se sospecha.

Solo resta saber si los vecinos de Santa Lucía, que vieron algo que encamine la investigación, están dispuestos a hablar o guardarán el mismo silencio que rodeó al caso de La Invernada.

Lo cierto es que más allá de cómo se muevan los investigadores, la idea de una banda de sicarios actuando hasta aquí impunemente en la provincia no puede sino generar inquietud en la población.

Allanamientos

Una versión de los allegados de los De la Vega indicó que el hombre tenía una especie de escondite en su modesta vivienda.

En los allanamientos, los policías, según confiaron fuentes judiciales, encontraron una especie de sótano que estaba totalmente vacío cuando ellos llegaron. Hasta el momento no trascendió para qué lo tenía. Tampoco trascendieron los resultados de los allanamientos, pero todo parecería indicar que no se encontró ningún elemento de importancia.

Catamarqueño

“Chano” de la Vega, según los policías, no es un desconocido en el sur de la ciudad. Fue detenido varias veces por delitos contra la propiedad. Sin embargo, habría sido “pirata del asfalto”. Se lo indica como uno de los “socios” de Roberto “Chichi” López, uno de los asaltantes más reconocidos que tuvo la provincia y que falleció hace varios años. De la Vega es catamarqueño, vivió en Manantiales, Santa Rosa, hasta los 25 años y luego se fue radicó en Tucumán. Allí tuvo el hijo que fue asesinado. En Manantiales tienes 4 hermanos, dos mujeres y dos varones.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar