sábado 15 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Santa Fe

Trasladaban 100 loros en el baúl de un auto

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de enero de 2022 - 01:00

Dos hombres quedaron supeditados a la causa en infracción a la Ley 22421 “Conservación de Flora y Fauna” y a la Ley 14346 “Maltrato y Actos de Crueldad Animal”. En horas de la tarde del martes, efectivos de la Sección “Villa Ángela” dependiente del Escuadrón 1 se encontraban realizando controles sobre el kilómetro 1.070 de la Ruta Nacional Nº 95, cuando inspeccionaron un automóvil Citroën C4 en el que circulaban dos ciudadanos mayores de edad, procedentes de la ciudad chaqueña de Roque Sáenz Peña con destino final la ciudad santafesina de Tostado.

Al comenzar con el registro del rodado, los gendarmes detectaron en el baúl la presencia de 100 loros habladores, presumiblemente para su comercialización. Las aves eran trasladadas en malas condiciones y bajo altas temperaturas.

La Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Roque Sáenz Peña orientó el secuestro de los ejemplares y que ambos quedaran supeditados a la causa. Las aves de la especie Amazona Aestiva Xanthopteryx, fueron llevadas al Zoológico Municipal a los fines de recibir el cuidado necesario para su posterior reinserción a su hábitat natural.

Por su parte, la División Delitos Ambientales realiza controles en las autopistas de Zárate y en la vía que une a Buenos Aires con Rosario en busca de estos dealers de aves. Lo que se encuentra en estos controles no es grato de ver: los animales viajan largos trayectos a oscuras y apiñados de a decenas en jaulas, escondidos en baúles o en las partes traseras, usualmente sin comida ni agua.

Antecedentes

Sin embargo, llegar a una condena judicial es una rareza a pesar de todo este cuadro grotesco: los procedimientos suelen terminar en probations de servicio comunitario.

Los detectives de Delitos Ambientales irrumpieron en una antigua casa de Flores en 2007 para encontrarse con el premio mayor de la historia reciente del mercado negro de fauna en la Argentina: un guacamayo de Lear, el mismo que protagonizó la película Rio de Disney, una de las especies más amenazadas de Brasil, considerada en riesgo crítico de extinción, con un espectacular plumaje azul noche y un precio porteño de venta de U$D20.000.

El guacamayo no estaba solo: junto a él se encontraron otros nueve especímenes de guacamayos de diversas variedades bolivianas y brasileñas, todos ellos animales en peligro de extinción. "Los guacamayos son altamente buscados por los coleccionistas", aseguró un detective.

"Son capturados en la selva por aborígenes directamente en el nido. Un ave ya adulta es muy difícil de manejar, se estrellaría contra la jaula en cautiverio", contó.

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
tres decadas y en las mismas

Te Puede Interesar