jueves 19 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En las próximas horas

Tras una larga espera, el joven que pedía una prótesis para su cráneo será operado

Desde hace varios meses esperaba que llegara la prótesis que mejorará su calidad de vida tras varios intentos fallidos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de marzo de 2022 - 01:05

Maximiliano Varela, el joven de esta Capital que fue operado 5 veces del cráneo en los últimos 10 años y que requería una prótesis para seguir viviendo, será operado en las próximas horas. La prótesis llegó luego de meses de gestión a través de Desarrollo Social de la Nación. Varela sufrió un accidente de moto hace más de 10 años dañándose su cabeza, desde entonces todo fue una lucha para recuperarse no solo por su delicado estado de salud sino por los problemas económicos que tuvo que afrontar tras el accidente.

El joven contó que la prótesis llegó y que entre miércoles y jueves le sería colocada. Además dijo que se encontraba internado en el Hospital San Juan Bautista, donde los médicos lo asisten desde que tuvo el accidente.

También puntualizó que la prótesis fue hecha a su medida y que fue el motivo de la demora, más allá de los trámites administrativos.

Cuando Maximiliano tuvo el accidente recibió una prótesis luego de que los médicos retiraron parte del hueso del cráneo, pero a los dos meses el cuerpo rechazó el implante y desde entonces a la fecha fue operado 5 veces, ya que cuando no rechazó la prótesis una bacteria estaba dañando su cabeza, y ahora en las próximas horas se someterá a la operación número 6 en su cráneo.

En su momento también contó a El Ancasti que en pocos años su vida cambió para siempre no solo por lo estético, ya que la mitad de su cráneo lo tiene fragmentado y su parte facial caída, sino porque ante tantas intervenciones no consiguió un trabajo seguro.

Por la difícil situación económica comenzó a vender sus pertenencias, porque debía asistir al médico y comprar la medicación, y sin trabajo ni pensión fue todo un cuesta arriba.

“Quiero seguir viviendo, tengo una hija de 6 años, a quien no puedo brindarle nada porque no tengo nada. Quiero vivir y poder trabajar por ella, porque quiero buscarla a la salida del colegio, quiero verla crecer”, compartió el joven con este medio.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar