viernes 17 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Empleados de la subcontratista consorcio de cooperación

Tras la protesta por los despidos, se intentará la reincorporación

Para el gremio de UOCRA, las cesantías fueron por "errores" de los agentes en el conflicto anterior.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de abril de 2022 - 01:05

Los cinco trabajadores que fueron despedidos de la empresa Consorcio de Cooperación (conformado por las firmas Contreras, Guido Mogetta y BBC), subcontratista de la minera Galaxy Lithium, realizaron ayer un corte en la Ruta 43, a la altura de Puerta de Corral Quemado. Luego, por una orden de la Fiscalía de Belén, se levantó la medida bajo el compromiso de que hoy habrá una reunión con el secretario general de la UOCRA, Víctor Brandán, quien se comprometió a buscar la reincorporación en el marco del diálogo con la empresa.

Son siete los trabajadores que fueron desvinculados de la empresa desde que se inició el conflicto. Dos de los nuevos agentes que fueron cesanteados, en declaraciones a Radio Ancasti, atribuyeron la medida al apoyo que dieron cuando la empresa echó a los primeros dos agentes que reclamaron por mejoras laborales.

El conflicto se había iniciado en marzo con el despido de un catamarqueño y un jujeño. Tras el reclamo de los compañeros con un corte de ruta se dictó la conciliación obligatoria, pero la empresa ratificó las desvinculaciones. Brandán se había comprometido a llegar hasta el lugar donde se ejecuta el proyecto Sal de Vida para interiorizarse del conflicto y para elegir un delegado gremial. Sin embargo, nunca llegó, los agentes de ese turno salieron de franco por dos semanas y el día previo al regreso, cinco de ellos recibieron la llamada telefónica que les advertía sobre la desvinculación.

"Levantamos la medida para no enfrentarnos con nadie; la fiscal de Belén dispuso que había que liberar la ruta, lo hicimos de manera tranquila; conversando con la Policía, solicitamos que venga Brandán o alguien de la empresa porque despidieron a cinco, cuatro de ellos son catamarqueños", expresó uno de los trabajadores.

Brandán

El secretario general de la UOCRA de Catamarca, Víctor Hugo Brandán, se refirió al despido de los cinco trabajadores. En este sentido, afirmó que estos despidos son consecuencia de “errores” de los trabajadores que estaban realizando un paro “no legal”. Sin embargo, afirmó que desde el gremio se logró acordar una reunión con las empresas para intentar reincorporar a los obreros despedidos. “Esto viene atado al conflicto de la otra vez (cuando se despidió a dos empleados que reclamaban mejores condiciones de trabajo). Yo les dije a los muchachos que no es necesario hacer un paro por esa situación, que lo podemos solucionar dialogando y que además hacer un paro en la situación que querían era hacer un paro no legal porque para poder hacer un paro antes hay que hacer una serie de acciones administrativas y comunicarlas a la empresa”, dijo en diálogo con “Cae el telón” de Radio Ancasti.

“Hacer un paro era generar problemas a nosotros mismos y es lo que ahora está demostrado”, dijo a lo que agregó que los mismos empleados lo llamaron para decirle que “se habían equivocado”.

“Hablé con los compañeros y con la empresa y hemos conseguido hacer una reunión en la ciudad con los cinco compañeros y con la empresa a fin de encontrar una solución que permita que los compañeros vuelvan a trabajar”, sostuvo.

“Éstos son errores que se pagan porque todas las empresas privadas tienen la misma actitud. Ninguna empresa quiere tener dentro de su fábrica, de su local o de su obra un conflicto. Ante cualquier posibilidad de conflicto que ellos ven en el futuro, van a tratar de limpiarla. Hay que tratar de buscar la solución de alguna manera que no perjudiquemos a nadie más ahora que no hay trabajo”, añadió.

Posteriormente y consultado sobre los reclamos de mejoras en las condiciones de trabajo, Brandán afirmó que eran cuestiones que se podían solucionar sin tomar medidas de fuerza. “Tenemos 300 personas trabajando en el lugar. Éste es un proyecto que recién se inició este año a fines de enero, porque recién se firmó la declaración de impacto ambiental con el Gobernador. O sea que es una obra y un proyecto que recién comienza y obviamente va a haber algunos problemas que solucionar, mientras tanto sigamos trabajando”, dijo.

“Tengo 300 trabajadores de los cuales 180 cada vez que bajan a la ciudad nos vienen a agradecer y nunca nos hablan de las supuestas pésimas condiciones”, aseguró añadiendo que si efectivamente existieran esos problemas “no los vamos aceptar”.

Brandán recordó que en el conflicto anterior, los trabajadores decían que tenían 11 puntos para tratar. Sin embargo, aseguró que “nunca los hemos conocido a esos puntos”.

Aún así, destacó que la UOCRA pudo solucionar el problema vinculado al comedor. “Hemos conseguido que pongan un quincho como una carpa para que se haga un anexo del comedor para ir solucionado el problema”, dijo, añadiendo que también se consiguió que se amplíe en una hora el horario para comer.

“Estas cosas se las consiguieron hablando. Lo ideal sería que se amplíe el comedor y es algo que la empresa se comprometió a realizar en 40 días aproximadamente”, aseveró.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar