viernes 12 de julio de 2024
indagaron al empleado judicial

Seco Maza declaró y negó haber tenido imágenes de abuso sexual de niños

La audiencia indagatoria se realizó en una unidad judicial del sur. Según su defensa, cuando se allanó su oficina dentro dentro de una fiscalía, no le secuestraron videos de abuso sexual en la infancia.

El empleado judicial Pablo Seco Maza, imputado por presunta "distribución de material de abuso y explotación sexual infantil calificada por ser cometido contra una víctima menor de 13 años”, fue indagado ayer y negó haber cometido los hechos endilgados.

La indagatoria estaba prevista para las 19 en el edificio de Fiscalía General, ubicado en la ex Manzana del Turismo, pero finalmente se llevó a cabo en la Unidad Judicial N°9, bajo el más completo hermetismo. Sin embargo, se pudo conocer que el hombre sospechado de haber compartido videos con material de abuso y explotación sexual en la infancia, frente al fiscal de la causa, Sebastián Pelisari, negó los hechos.

Se pudo conocer además que su defensa por primera vez pudo tener acceso al expediente de manera integral. Su abogado defensor aseguró que a Seco Maza no le secuestraron videos con material de abuso y explotación sexual, al tiempo que remarcó no está acreditado que los videos hayan sido enviados de un dispositivo que se corresponda con el domicilio del sospechoso ni que él los haya enviado. Seco Maza declaró durante aproximadamente hora y media y luego se retiró a su domicilio. Fuentes judiciales informaron que continuará en libertad mientras avanza la investigación para determinar su supuesta participación en el reenvío de tres videos de aproximadamente 15 segundos cada uno, con imágenes de abuso de niños, a través de la aplicación de mensajería "Kik".

En el marco de la investigación se ordenaron distintas medidas, secuestros y peritajes de elementos electrónicos. Desde el Ministerio Público Fiscal informaron que, como lo exige el procedimiento de protocolo en este tipo de investigaciones, se secuestraron dispositivos informáticos a los cuales el sindicado podría haber tenido acceso.

Explicaron además que "hasta el momento, en base a los resultados de las pericias, no se encontraron elementos de pruebas que relacione los hechos investigados con los elementos secuestrados tanto en su ámbito privado como en su ámbito laboral. También se descartó la participación de empleados y/o funcionarios judiciales, atento que el delito habría sido cometido en su ámbito privado.

El sábado 15 de junio se informó que la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos falló en su contra, ya que el Tribunal rechazó la excepción de previo y especial pronunciamiento por falta de acción penal ante la inexistencia del delito y suspensión de la indagatoria, que había planteado su defensa. De esta manera, la causa retornó a las manos de Pelisari, quien decidió volver a llamarlo a indagatoria. La causa por la cual fue imputado se inició en el 2022 a partir de un reporte que emitió la Red 24/7 de delitos informáticos y evidencia digital. La red alertó a los investigadores de que, presuntamente, el funcionario judicial estaba transmitiendo videos con imágenes con contenido sexual con niñas, niños y adolescentes como víctimas a través de una aplicación de mensajería.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar