lunes 27 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Lo Bueno, lo Malo y lo Feo

Se viene el Poncho 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
14 de junio de 2022 - 00:15

La Fiesta Nacional del Poncho es -o debería serlo- el hecho cultural más importante y trascendente de Catamarca, puertas adentro y puertas afuera.

Si bien es cierto es una fiesta nacional, tradicionalmente invernal (una de las pocas en el país de esta envergadura), no debemos olvidar que se trata de un acontecimiento de TODA la provincia, no solo de la ciudad capital o del Valle Central.

Aunque parezca una verdad de Perogrullo, bien vale decir que es fundamentalmente una fiesta de las artesanías catamarcanas y dentro de ellas, la artesanía textil. Se complementa, desde su nacimiento con otras artes, disciplinas y actividades como el folclore musical, danzas, etc.

En realidad, los catamarcanos deberíamos prepararnos desde agosto de cada año para que, en julio del próximo, tengamos listo todo nuestro bagaje cultural para mostrarlo al país.

Digo esto porque, como siempre ocurre, el interior provincial es el eterno convidado de piedra, el que espera, el olvidado. En esa otra Catamarca, la profunda, está vivo el más importante de los patrimonios: el cultural intangible, vivo o inmaterial (se refiere a las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por las comunidades de generación en generación). Justamente ese patrimonio es el que mejor refleja nuestra identidad y nos muestra tal como somos.

Hay malas noticias: no lo cuidamos. Los actores culturales del interior necesitan incentivos, capacitación, actualización, motivación, para mantener vivos esos saberes populares. En ese sentido, el organismo de aplicación: Ministerio/Secretaría de Cultura provincial debería tener un plan anual continuo y permanente que atienda esas necesidades insatisfechas. Un hecho motivador es sin lugar a dudas la FNP. Debería haber distintas actividades en el interior que tengan como corolario o primera meta el mes de julio de cada año.

Que los criadores de llamas tengan sus recuas sanas y a salvo de los depredadores naturales para que las tejedoras cuenten con materia prima en calidad y cantidad.

Que las tejedoras puedan actualizar, profundizar y enriquecer sus diseños; usar mejor los tintes naturales y perfeccionar las técnicas de esquila, hilado y tejido propiamente dicho.

Lo mismo para los que trabajan fibras vegetales, maderas, líticos, metales, rocas de aplicación, etc.

Así como a los cantores (bagualeros, copleros, etc.), instrumentistas, bailarines; cocineros de comidas regionales, etc.

Si no cuidamos e incentivamos ese patrimonio se degrada mutando y perdiéndose ante las urgencias de estos tiempos modernos. Hay que revalorizarlo, traerlo al frente y levantarlo como un estandarte.

Este año, según los anuncios, nuestros artesanos catamarcanos, después de mucho tiempo, no deberán pagar para mostrar su arte. Es una muy buena noticia. Sería interesante que se coordinen acciones para que cada artesano nuestro tenga un stand con el espacio suficiente para mostrar cada uno de sus productos y su hechura.

Recuerdo años anteriores en que a los artesanos les asignaban un mínimo stand de 2 x 2m, donde apilaban sus textiles, sin posibilidad de mostrar en vivo sus habilidades y saberes.

Al tratarse de la Fiesta Nacional del Poncho, ¿no sería una buena idea mostrar en vivo todo el proceso textil? ¿Esquila, hilado, teñido con tintes naturales, armado de la urdimbre y el tejido propiamente dicho, flequeado, etc., hasta sacar el producto terminado?

Por otra parte, estimo conveniente que dejemos de llamarlo inapropiadamente Internacional. El hecho de que vengan unos vendedores de artesanías extranjeras o un artista de otro país se plante a cantar en el escenario, no la hace internacional.

Tolstoi dijo: Pinta tu aldea y pintarás el mundo.

EDUARDO AROCA. DOCENTE, ESCRITOR, ARTISTA PLÁSTICO

Seguí leyendo

Te Puede Interesar