viernes 24 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ya no convulsiona

Se recupera el niño que fue llevado a "dedo" desde Recreo hasta Córdoba

La madre del nene espera los resultados para conocer cómo seguirá el tratamiento. Agradeció a los solidarios.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de mayo de 2022 - 00:10

Melisa Pereyra, la mamá que llevó a “dedo” hasta el Hospital Pediátrico en la vecina provincia de Córdoba, a su hijo de 1 año de edad, contó que el pequeño fue estabilizado y ya no convulsiona como antes. Además, dijo que mañana conocerá el estado cerebral del niño y un informe de los médicos, quienes evaluarán darle de alta.

La joven madre, que temía por la vida de su hijo, había partido el 25 de mayo a la ruta, donde caminó hasta que una persona de Córdoba se solidarizó y la llevó, dijo sentirse “aliviada” tras la travesía que vivió y por conocer ahora cómo estabilizar a su hijo, quien ya estaba medicado desde los 3 meses de edad, cuando también lo había trasladado hasta el mismo nosocomio.

“Hoy mi hijo está bien, descansa bien y los médicos pudieron estabilizarlo. El pequeño tiene una enfermedad congénita que es epilepsia, con los medicamentos que le dieron cuando tenía 3 meses estaba muy bien y no convulsionaba, pero todo comenzó nuevamente hace dos semanas cuando cumplió 1 año. Ahora los médicos, cuando llegamos, le aumentaron la dosis porque creció y con eso se pudo estabilizar. Lo que se está esperando es el resultado del estudio en su cabecita para saber si quedó dañado por las convulsiones que le dieron seguido. Cuando conozcamos los resultados evaluarán si nos vamos o no de alta”, contó Melisa a El Ancasti.

En cuanto a la situación social y a la ayuda que recibió, dijo que desde el Gobierno provincial ni del municipal de Recreo la llamaron ni la contactaron de manera alguna, pero sí desde el Hospital de Recreo, quienes le consultaron sobre la situación de salud del niño. También indicó que todos los llamados fueron de personas solidarias, tanto de Catamarca como de Córdoba, quienes la ayudan ahora a que pueda permanecer y tener para sus gastos mientras cuida del pequeño.

“Le doy gracias a toda la gente que me ayuda a pasar por esto, yo en Recreo lo que tengo es un terreno que me compré con la asignación de mis hijos y, con la ayuda de los Bomberos pude levantar una pared ya que me donaron 50 blocks, luego fui comprando algunas cositas pero no pude avanzar mucho. No tengo agua ni luz, vivo de una manera precaria. Dios quiera que esto cambie porque me gustaría tener un lugar seguro donde no me llueva para poder tenerlo a mi bebe. Es difícil pero tengo esperanza de que todo mejorará, ya con el pequeño bien de salud voy a juntar fuerzas para seguir construyendo mi casita. Rezamos para que no llueva, si no se nos moja todo adentro”, dijo Melisa.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar