viernes 23 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Interviene Fiscalía Penal Juvenil

Se ordenaron las primeras medidas por el abuso a una niña

También interviene el Sistema de Protección, con un abordaje interdisciplinario para los chicos sindicados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
11 de agosto de 2022 - 01:05

La Fiscalía Penal Juvenil avanza con la investigación en torno a un presunto abuso sexual contra una pequeña niña de ocho años. Dadas las características del caso, el abordaje se realiza con cautela, a fin de preservar a la nena. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, la madre de la niña ya radicó la denuncia penal correspondiente, en la Unidad Judicial más cercana a su domicilio.

El hecho habría ocurrido cuando la nena se dirigió a un comercio cercano a su casa. Allí, tres jóvenes habrían intentado tocarla y la habrían seguido. Al volver a su casa, le contó a su mamá lo sucedido y señaló a tres personas. La mujer dio aviso a la Policía.

De inmediato, el personal interviniente realizó un recorrido por la zona. En cercanías, interceptaron a dos sospechosos que reunían las características descriptas. Luego, se pudo constatar que eran dos adolescentes de 14 y 15 años. Ahora, el representante del Ministerio Público Fiscal investiga si hubo un tercero que haya intervenido en esta agresión.

Dada la edad de los dos adolescentes sindicados –ante el Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil son inimputables-, el fiscal Narváez remitió actuaciones al Sistema de Protección de chicos y chicas. Desde allí, se realiza un trabajo interdisciplinario para con ambos adolescentes y sus familias. A la vez, se ordenaron informes socioambientales y un abordaje con los chicos y sus familias sobre Educación Sexual Integral.

Espacios de diálogo

A fin de prevenir o de realizar una rápida intervención, resulta provechoso que chicos y chicas encuentren en las personas adultas cercanas un espacio de contención y de escucha activa. Es con ellos donde podrán contar sin miedos sus temores, dudas y secretos.

Dado que el silencio es también la principal arma de manipulación, en materia de prevención, los expertos recomiendan que los adultos expliquen que los secretos son información o conocimiento que se reserva, es decir, se guarda de que otros los puedan saber. Los secretos crean un ambiente misterioso alrededor de las personas, pero pueden tener consecuencias positivas o negativas dependiendo de cómo se sienta quien los guarda. Precisamente esa es la clave para saber diferenciar los secretos buenos de los secretos malos; por ello se recomienda enseñar a los chicos y chicas a identificar las emociones que siente al guardar un secreto. Los especialistas indicaron que los “secretos buenos” generan en el niño o niña quien los guarda una sensación de felicidad y emoción. Distintos estudios afines indicaron que los casos se revelarán durante la adolescencia, cuando pueden romper el pacto de silencio. Es decir, cuando la niña o el niño ya no sientan temor por las amenazas de su agresor sexual.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar