miércoles 25 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Abuso sexual

Se dilata el juicio contra el intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz

Está acusado por "abuso sexual". El expediente volvió a ingresar a la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos, por un recurso planteado de la defensa del jefe comunal.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Pasó más de un año y medio de la denuncia contra Elpidio Guaraz, intendente de Santa Rosa y la causa aún continúa en la etapa de investigación. Es decir, aún no hay fecha para que el jefe comunal ocupe el banquillo de los acusados en un debate oral.

El pasado 13 de diciembre, el expediente volvió a ingresar a la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos. Otra vez, la defensa del intendente Guaraz presentó un recurso para apelar nulidades. A un año y medio de la denuncia contra Guaraz, tras la declaración del imputado, el testimonio de la denunciante y demás pruebas, la causa aún no puede ser elevada a juicio.

En los primeros días de junio del año pasado, una joven había viajado desde Santa Rosa hasta la Capital para denunciar en sede judicial al intendente de esa comuna, Elpidio Guaraz, por “abuso sexual”. Conocida esta instancia, el jefe comunal se presentó espontáneamente, en la Fiscalía General.

El intendente, acompañado por sus abogados Luciano Rojas y Alejandra Sauzuk, negó los hechos que se le reprocharon. Al mismo tiempo, insistió en su inocencia. De esta manera, se puso a disposición de la Justicia.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía de Instrucción de Cuarta Nominación –por entonces a cargo del exfiscal Ezequiel Walther-. No obstante, el intendente no había sido imputado. En un primer momento se ordenaron las medidas de rigor, tales como protocolos y pericias, a efectos de tener los primeros elementos para poder encuadrar el presunto delito.

En al menos dos ocasiones, la defensa de Guaraz presentó oposiciones. Dada la situación, en ambas oportunidades, el expediente pasó de la Fiscalía al Juzgado de Control de Garantías para resolver tales planteos.

Actualmente, la investigación está a cargo de la fiscal Antonella Kranevitter, quien asumió el mando de esta Fiscalía en octubre del año pasado. Luego de haber escuchado la declaración de la denunciante y reunir la prueba pertinente, la representante del Ministerio Público Fiscal contó con los elementos necesarios para imputar e indagar al jefe comunal.

A principios de octubre, Guaraz fue imputado por los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada” y “abuso sexual con acceso carnal”.

Derrotero

La causa atravesó y continúa atravesando por un derrotero cuesta arriba. En al menos dos ocasiones, la defensa de Guaraz presentó oposiciones. Dada la situación, ambas veces, el expediente pasó de la Fiscalía al Juzgado de Control de Garantías para resolver tales planteos.

Con el correr de los meses, los planteos de la defensa continuaron. Finalmente, el expediente recaló en la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos. En junio de este año, el Tribunal de Alzada, integrado por los jueces Elena Berrondo Isí, Edgardo Álvarez y Patricia Olmi resolvió que la joven denunciante declare.

En su momento, la joven había presentado escritos pero no tuvo la oportunidad de expresar verbalmente y contar su versión. De momento, las medidas tomadas fueron con base a escritos porque no había tenido la oportunidad de contar su versión con sus palabras y ser escuchada.

Los fundamentos de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos se basaron en la Ley Nacional 27.372 de Derechos y Garantías de las Personas Víctimas de Delitos. En el artículo 5, inciso K se establece que las personas víctimas tienen derecho a “ser escuchada antes de cada decisión que implique la extinción o suspensión de la acción penal y aquellas que dispongan medidas de coerción o la libertad del imputado durante el proceso, siempre que lo solicite expresamente”.

Otras denuncias

Días después de realizarse la denuncia por abuso, otra mujer se animó a denunciar al jefe comunal Guaraz por “abuso sexual” y “acoso sexual”. Por este hecho, la fiscal Kranevitter, en diciembre del año pasado lo imputó por “abuso de autoridad”

Elpidio Guaraz es el jefe comunal de Santa Rosa desde hace varios mandatos y ésta no es la primera denuncia que registra en su contra. En diciembre de 2020, un jefe de la Policía lo acusó de amenazarlo por no dejar pasar a apostadores de otras provincias.

Meses antes, en abril de 2020, había sumado otra denuncia más. La Fiscalía de Estado de la Provincia lo había denunciado penalmente por “intimidación pública”, a través de las redes sociales, durante la etapa más estricta de confinamiento por la pandemia de COVID-19.

En agosto de 2014, el concejal Orlando Páez (FV) lo había denunciado penalmente por la supuesta malversación de fondos y fraude contra el Estado, entre otras irregularidades, que está originada en un informe elevado por el Tribunal de Cuentas (TC) de la provincia a Fiscalía de Estado.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar