viernes 20 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Conflictos en Los Altos, Icaño y FME

Recrudecen las internas en el peronismo del interior provincial

En Los Altos se partió el bloque de "Unidos por Santa Rosa", el espacio político que le permitió a Raúl Barot alcanzar la intendencia del municipio.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de marzo de 2022 - 23:49

La semana que concluyó tuvo como característica sobresaliente el surgimiento de diferentes conflictos en el oficialismo en distintos puntos del interior provincial.

El que más repercusión tuvo fue el que ocurrió en Icaño con la decisión del Concejo Deliberante de no permitir que asumiera la concejala electa del Frente de Todos Ivana Ferreyra.

También salieron a la luz las diferencias internas entre el intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra, y el senador del departamento Oscar Vera, luego de que el jefe comunal echara al director de Turismo, Jesús María Carrizo, que responde al histórico dirigente y legislador.

Ahora se conoció la existencia de un conflicto interno en el oficialismo de Los Altos, municipio que desde diciembre tiene a Raúl Barot como intendente. Sucede que Unidos por Santa Rosa, el frente municipal que permitió el triunfo del exsenador y el fin de la hegemonía de Rafael Oveira, dejó de existir, al menos como bloque en el Concejo Deliberante.

En un Concejo conformado por cinco miembros, el bloque Unidos por Santa Rosa estaba integrado por tres: el presidente del cuerpo, el radical Carlos "Kiki" Olveira, Nora Fernández y Pedro Ojeda. Estos dos últimos presentaron hace unos días una nota al titular del Concejo adelantando que abandonaban el espacio conformador hace poco más de tres meses para constituir el bloque "Los Altos crece". En la nota nombran a Mario Nieva como secretario de bloque ad honorem, pero este pedido fue rechazado por el presidente del cuerpo.

Olveira y Fernández fueron electos por Juntos por Santa Rosa, mientras que Ojeda llegó al CD por el Frente de Todos pero se sumó al bloque que responde a Barot.

En diálogo con la prensa local, Fernández y Ojeda afirmaron que decidieron conformar un nuevo bloque por la afinidad que mantienen y negaron que exista alguna diferencia con Olveira y el intendente. Sin embargo, la edil afirmó: "Lamentablemente hubo algunos problemas de interpretación de lo que es la política y nos vimos desilusionados por algunas cosas que no sucedieron".

La concejal es una dirigente vinculada al secretario de Gobierno de la Municipalidad de Los Altos, Omar Ovejero.

Unidos por Santa Rosa es un espacio conformado por radicales, independientes y peronistas molestos con la gestión de Rafael Olveira que actualmente presta servicios en el Ejecutivo provincial como supervisor.

En el caso de Icaño, la disputa entre la concejala electa y el presidente del Concejo, Ariel Alderete, que responde al intendente interino Franco Carletta y a su padre, el senador Pío Carletta, tuvo una fuerte repercusión provincial. Es que dirigentes de primera línea en el oficialismo, como la presidenta de la Cámara de Diputados, salieron en apoyo de la edil que reclama incorporarse al cuerpo. Haciendo caso omiso al llamado de atención provincial, Pío Carletta, quien forma parte del bloque del Frente de Todos en la Cámara alta, respaldó a Esteban Mayorga, el concejal suplente que asumió en la banca que exige Ferreyra, mostrándose con él en distintas actividades oficiales en el municipio.

En FME y de acuerdo con lo que se conoció extraoficialmente, la decisión de Ferreyra se encuadra en el marco de una interna que mantiene con Vera. De hecho, desde hace un tiempo a esta parte, Ferreyra fue separando del gabinete a funcionarios que responden al sector comandado por el presidente provisorio del Senado. Uno de los primeros que removió fue Nino Natilla, exsecretario de Desarrollo Productivo.

El jefe comunal ya viene de fuertes internas con otros sectores del justicialismo, como los comandados por la concejal Susana Acosta, el exconcejal Javier Cejas y la diputada Verónica Mercado. Además, la interna oficialista se inscribe en la limitante que tiene el intendente Guillermo Ferreyra para ser reelecto por un nuevo período y allí se abren especulaciones e intereses diversos.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Quiebra. En RT Inversiones SRL.

Te Puede Interesar