domingo 29 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ministerio de Salud

Recomiendan prevenir la enfermedad de botulismo

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de enero de 2022 - 02:00

El botulismo alimentario es una intoxicación neuroparalítica grave, con elevado riesgo de letalidad, que ocurre por la ingestión de una neurotoxina extremadamente potente. Existen 7 tipos distintos de toxina botulínica (caracterizadas por las letras A, B, C, D, E, F y G), que pueden estar presentes en alimentos conservados, previamente contaminados por estos bacilos. Es una intoxicación que produce parálisis fláccida, simétrica y descendente.

La directora de Salud y Medio Ambiente, Daniela Carrizo, señaló que "es una intoxicación grave potencialmente letal, tratable y prevenible. El rápido diagnóstico y la administración oportuna de la antitoxina específica reducen su letalidad a menos del 10 por ciento, y la adecuada identificación del vehículo (alimento) junto a las acciones de vigilancia, ayudan a prevenir casos secundarios y a planificar intervenciones rápidas para evitar casos graves y muertes".

Los alimentos responsables de estas intoxicaciones son habitualmente conservas caseras, de origen vegetal, como chauchas, pimientos morrones, espinacas, palmitos, berenjenas, tomates, zapallitos, espárragos, alcauciles y champiñones, entre otros; y en menor frecuencia de origen animal, tales como embutidos, quesos, pescados, mariscos y carnes de animales de caza en general. También se deben considerar los mixtos, con mezcla de origen vegetal y animal, generalmente preparados como escabeches, con un pH final no adecuado, igual o mayor a 4,5, que permite el desarrollo y toxinogénesis de C. botulinum.

Es importante destacar que también existen registros de casos por consumo de conservas de elaboración industrial. Carrizo indicó que "la transmisión alimentaria es poco frecuente pero puede matar rápidamente, por lo que resulta una emergencia para los sistemas de salud y debe ser notificado en forma inmediata a las autoridades de Salud Pública".

La prevención del botulismo alimentario debe estar centrada en la educación de la población para conseguir:

Elaboración de alimentos seguros: en particular conservas, donde el C. botulinum pueda desarrollarse y formar la letal toxina.

Precaución antes de consumir alimentos en conserva: deben ser calentados a 100°C por 30 minutos a fin de destruir la toxina botulínica que pudiera estar presente. Además es conveniente hacerlo con el envase cerrado sumergido en suficiente cantidad de agua (baño de María), ya que pequeñas proyecciones a mucosas del alimento contaminado podrían ser mortales.

Las conservas pueden ser: domésticas no envasadas, es decir que se preparan para consumir en días subsiguientes, y que deben ser refrigeradas adecuadamente y consumidas entre las primeras 48 a 72 horas de elaboradas y envasadas que se preparan para consumo en los meses siguientes.

Recomendaciones

* Higienizar los vegetales antes de utilizarlos en la preparación.

* Preparar siempre que sea posible la cantidad de alimentos necesarios para una sola comida.

* No colocar alimentos congelados en la heladera. Estos envases fueron diseñados para conservar alimentos en el freezer, cuya temperatura es de -20°C.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar