jueves 19 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Malestar en la villa veraniega

Quejas por la falta de servicios en Balcozna

Durante la temporada hubo problemas por falta de agua de baños públicos, no hay internet ni funciona el cajero.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de marzo de 2022 - 23:59

Mientras por un lado se invita a turistas a que visiten Balcozna (Paclín) como uno de los destinos naturales más destacados del interior provincial, por el otro los servicios y la infraestructura del lugar parecen haberse quedado detenidos en el tiempo.

Así lo sostienen turistas, vecinos y comerciantes de esa localidad, que revelaron que la falta de obras y de servicios causa inconvenientes.

Así, reiteraron la escasez de agua potable por la que padecen desde que comenzó el verano. Remarcaron que esta situación dramática la vienen soportando desde hace varios años, cuando se da la mayor afluencia de turistas. Además recordaron que tiempo atrás se prometieron obras que nunca se ejecutaron.

Comentaron que actualmente la villa veraniega cuenta con agua que proviene de tomas superficiales del río y de vertientes que luego van a la planta potabilizadora, y de ésta a la red domiciliaria. “Pasamos todo el verano con problemas de agua; hay mucha gente que prefirió no quedarse a veranear por esta razón. Es un tema que viene de muchos años y que no lo solucionan. Cuando comenzó la temporada prometieron mejorar el servicio con algunas obras, pero todo sigue igual” expresó a El Ancasti un vecino de aquella localidad.

También los turistas se quejaron por la falta de baños públicos para los visitantes. “Hay unos cuantos baños a la orilla del río, pero son insuficientes y no los limpian, y peor aún, no tienen agua, entonces la gente no tiene ese mínimo servicio y no se queda”, manifestaron.

Sin conectividad

También exteriorizaron su malestar por el “pésimo” servicio de internet y la falta de funcionamiento del cajero automático recientemente inaugurado. “No tenemos señal de internet, suponemos que es por el alto consumo en verano, pero hoy en día es un trastorno no tener un servicio que ya pasó a ser esencial para estar comunicados" indicaron. Lo mismo debieron soportar otras localidades veraniegas durante años como El Rodeo y Las Juntas hasta que de a poco se fueron solucionando.

“El cajero automático está fuera de servicio, no sabemos si será por lo mismo que no hay internet, o porque no le ponen plata. Si tenés un percance, rogá tener efectivo porque nadie te recibe débito ni Mercado Pago; y cuando más gente visita la zona, como fines de semana largos, muchos comercios están cerrados”, señalaron.

Con respecto a la temporada, los comerciantes la calificaron como buena, pero que aún faltan obras y mejores servicios. “Vino mucha gente este verano y todavía hay movimiento, pero hay que mejorar los servicios”, afirmaron.

A nivel infraestructura, la gente que relata sus periplos parece dejar al desnudo la falta de obras vitales, aun así la apacible y encantadora localidad ubicada en el cañón de Paclín recibió en esta temporada, que se extendió hasta el pasado fin de semana largo, a muchas familias que eligen este lugar para tomar un respiro por los bellos paisajes que ofrece, sus ríos y su particular microclima.

Solo naturaleza

Al igual que lo que sucede en otros puntos de la provincia, las localidades atraen por sus paisajes pero carecen de servicios básicos para que el turista permanezca o regrese.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar