jueves 4 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Condenaron a Vuirli Saragusti

"Quedaron probados todos los hechos por los que fue imputado"

El fiscal Hugo Costilla mantuvo la acusación por los 11 hechos de violencia contra sus exparejas. Pidió una pena de 16 años.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
5 de julio de 2022 - 00:20

“Estamos conformes”, expresó Francisco Arias Gibert, tras hacerse lectura del veredicto condenatorio de Bruno Matías Vuirli Saragusti. La jornada fue extensa. Comenzó a las 9.30 con los alegatos. Alrededor de las 13 se pasó a un cuarto intermedio hasta las 15.30, para dar a conocer el veredicto. Finalmente, alrededor de las 16, Andrea Montoya, secretaria de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Segunda Nominación, leyó el acta de veredicto.

Desde temprano, un grupo considerable se manifestaba para exigir justicia. Como en las jornadas anteriores, la séptima y última jornada se realizó a puertas cerradas, debido a que Vuirli Saragusti debía responder por delitos contra la propiedad, contra la integridad sexual y contra la vida. Había sido imputado por los delitos de “abuso sexual simple”, “abuso sexual con acceso carnal”, “hurto”, “lesiones leves”, “daños”, “violación de domicilio”, “amenazas simples”, “lesiones leves calificadas por haber mediado relación de pareja”, “coacción” e "instigación al suicidio".

Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que el fiscal Hugo Costilla mantuvo todas las acusaciones contra Vuirli Saragusti. Según se indicó, para el representante del Ministerio Público Fiscal quedó demostrada la violencia transversal que el acusado había ejercido sobre sus exparejas. El fiscal solicitó una pena de 22 años de prisión.

A su turno, Silvia Barrientos, la abogada de la querella, adhirió al planteo del representante del Ministerio Público Fiscal. También compartió el pedido de la misma pena. En tanto que Luciano Rojas solamente pidió una pena de tres años (por dos hechos) y que, debido al tiempo que su asistido lleva, se diera por cumplida la pena.

Pasados los alegatos, Vuirli Saragusti decidió hacer uso de su derecho a expresar una última palabra. Según se indicó, el acusado felicitó a su abogado por la defensa ejercida. A la vez, solo se reconoció culpable por dos hechos, los más leves. “Que se haga justicia”, habría dicho el acusado desde el banquillo.

A esta altura de la jornada eran casi las 13. El Tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta las 15.30. Minutos previos a la hora fijada, un considerable grupo volvió a congregarse en San Martín casi esquina Junín, frente a la Cámara. Llevaban carteles, redoblantes, megáfono y el grito de justicia en la garganta. Poco antes de las 16, se hizo la lectura del veredicto. Por unanimidad, los jueces Silvio Martoccia, Luis Guillamondegui y Rodrigo Morabito hallaron culpable a Vuirli Saragusti en los 11 hechos por los que venía imputado. Como consecuencia, se resolvió una pena de 16 años. También se ordenó, de acuerdo con el testimonio de una de las testigos, que ante la probable comisión de un delito, se remitan a la Fiscalía General las actuaciones pertinentes. A la vez, se recomendó al Servicio Penitenciario Provincial la implementación de un tratamiento interdisciplinario específico respecto de problemática de violencia de género del condenado. Por último, se dispuso poner en conocimiento al director de la Policía Judicial como así también al jefe de Policía de la Provincia que se considera primordial la formación y capacitación continua del personal en materia de perspectiva de género.

Al penal

Tras la lectura del veredicto, Vuirli Saragusti regresó al penal. A la salida, hubo momentos de tensión. Se desplegó un importante operativo de seguridad con personal penitenciario y de Infantería.

Se resolvió

Con base a la declaración de una testigo, se remitió un oficio a la Fiscalía General para que se investigue un posible delito.

Se recomendó al Servicio Penitenciario Provincial la implementación de un tratamiento interdisciplinario específico respecto de problemática de violencia de género del condenado.

La formación y capacitación continua del personal de la Policía Judicial y de la Policía de la Provincia en materia de perspectiva de género.

Una condena que trajo alivio

En el grupo de manifestantes que se encontraba puertas afuera del Tribunal, la madre de “Majo” Arias Gibert –una de las exparejas de Vuirli Saragusti- estaba acompañada de familiares, allegados y de madres de las víctimas de violencia –cuyos agresores ya fueron condenados-. Luego de la salida del penado y de su traslado al Servicio Penitenciario, la mujer se fundió en un abrazo con los suyos.

“Estamos conformes. Si bien no son la cantidad de años que pidieron nuestra abogada y el señor fiscal Costilla, se aproximó bastante. Estamos conformes con la cantidad de años que le dieron de prisión. Es lo que merecía. Quedaron probados todos los hechos por los que fue imputado. Fueron 11 imputaciones que se probaron. Es lo que corresponde”, expresó Francisco Arias Gibert, hermano de “Majo”.

En tanto que la abogada Barrientos, en representación de la querella, destacó que se probaron todos los hechos, “incluso la instigación al suicidio. Nos tranquiliza un poco que este sujeto va a estar muchos años en prisión. Es tranquilizador. Fue condenado por todos los hechos por los que venía imputado”, remarcó.

La investigación en su contra comenzó en marzo de 2019, tras el fallecimiento de María José “Majo” Arias Gibert, una joven con quien había mantenido una relación. "Era un patrón de conductas estereotipadas, cargadas de lenguaje misógino. Se presentaron testigos con las imágenes con las que coaccionaba. A la vez, recordaron expresiones que decía Vuirli Saragusti. Elementos hay muchísimos. Es una causa emblemática. La violencia de género va a tener un nombre y apellido", aseguró la querellante.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar