miércoles 25 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juicio por Báez Sosa

Pruebas de ADN: "Es muy doloroso ver la sangre de Fernando por todos lados"

Peritos confirmaron la aparición de manchas hemáticas en la ropa de los acusados; en 10 prendas hay manchas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En una jornada más corta que las anteriores, en el marco del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, peritos confirmaron la aparición de manchas hemáticas en ropa de los acusados. De acuerdo con información aportada en los testimonios de la octava jornada de debate, se incautaron más de 50 prendas de los acusados de las cuales 10 tienen sangre de Fernando Báez Sosa.

Los padres de Fernando Báez Sosa expresaron que fue "muy doloroso ver la sangre" de su hijo "por todos lados". "Es muy doloroso ver la sangre de mi hijo por todos lados. Se ve que le atacaron de todas maneras, destruyeron todo el cuerpo de mi hijo", expresó la madre de Fernando, Graciela Sosa Osorio, en declaraciones a la prensa al retirarse de los tribunales de Dolores donde se realiza el debate oral.

En tanto que, el padre de Fernando, Silvino Báez, señaló que fue un día "difícil" para él. "Tuve que ver las prendas de mi hijo, la camisa, ver toda la sangre, que está toda manchada la ropa de los imputados. Siempre duele mucho ver eso. Nosotros tenemos muy presente a Fernando, en cada audiencia él está con nosotros. Ver la mancha de sangre por tanto golpe que le dieron es muy duro", describió Silvino.

En ese sentido, Graciela agregó: "Siento que cada vez estamos más cerca de la Justicia. Las pruebas son contundentes. Todos coinciden. Solo espero que les den la pena máxima." A su vez, la madre del joven asesinado hace tres años en Villa Gesell aseguró que pasó "una noche difícil" al recordar el contenido de los mensajes que se enviaron entre sí los ocho acusados imputados por el crimen y que se ventilaron en la audiencia de ayer.

"Anoche he pasado una noche difícil porque no puedo sacar de mi mente la palabra 'caducó'. También cuando decían que festejarían con vinos y flores. Es un dolor muy fuerte escuchar todo eso. Pero acá estoy, fuerte gracias a todos ustedes que me vienen a acompañar y sé que lo van a estar hasta el último momento. Esto no puede quedar sin Justicia. Porque han matado, han asesinado a un inocente que solo quiso salir a divertirse con sus amigos, con su novia", afirmó Graciela con lágrimas en sus ojos.

Por otro lado y ante la posibilidad de que el lunes próximo declaren algunos familiares de los acusados, Silvino confirmó que presenciarán la audiencia y agradeció el apoyo de los vecinos de Dolores. "Obvio que vamos a estar. Para eso vinimos, para eso estamos acá. Estamos con mucha fuerza. Toda la gente de Dolores y los que están cerca nos apoyan. Nos nutrimos mucho de eso para seguir adelante. No es fácil para nosotros ver que te muestren cómo le dieron patadas, en qué lugar. Es nuestro hijo, es un pedazo nuestro", sintetizó el hombre.

Además, Silvino indicó que no espera que los imputados declaren y que "las pruebas ya están". "Ya pasaron tres años y nunca hablaron. Que hablen ahora o mañana no va a cambiar nada. Las pruebas ya están. Nosotros todo lo que decimos está remitido en pruebas. Nosotros no esperamos nada. Solo esperamos el regreso de mi hijo y nunca regresó. No soy rencoroso ni quiero venganza. Espero que algún día podamos charlar. Para mí no hace falta. Con el dolor que llevamos con nosotros todos los días, va a ser un dolor más grande. Prefiero evitar eso por ahora", manifestó.

Por último, Graciela dijo que quiere "justicia" para que "Fernando pueda descansar en paz". Al mismo tiempo, volvió a convocar a un encuentro interreligioso pautado para el próximo 18 de enero. "Yo no lo voy a recuperar, pero espero tener un poco de paz y un poco de calma en mi corazón. Él nos está dando esa fuerza para estar de pie. El 18 vamos a hacer un encuentro interreligioso. Esperemos que la gente pueda venir a acompañarnos. Estamos pidiendo que nos ayuden con alimentos no perecederos y útiles escolares. Eso le hubiese gustado a Fernando", concluyó.

Pericias

Con relación a la audiencia de debate, testigos explicaron que los análisis de alcohol en sangre de la víctima revelaron que "era bajo". "Dio positivo de alcoholemia con 0,7 gramos por litro y negativo en el análisis toxicológico".

Con relación a otra de las pericias realizadas en el cuerpo de Fernando, el perito Guida confirmó que se encontró ADN de Blas Cinalli en el meñique izquierdo del joven de 18 años. Antes de que finalice la audiencia, efectivos de la Policía Federal Argentina explicaron brevemente cómo extrajeron la información de los celulares de los acusados.

Sin visitas

Blas Cinalli, uno de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, es el único de los ocho rugbiers que no recibió familiares durante el juicio ni en el Penal de Dolores. Aunque no se sabe el motivo, los que presenciaron jornadas en la sala del TOC 1 sostienen que el acusado nunca giró su cabeza para ver si había algún familiar.

Se pudo corroborar además que en la lista de ingresos del Tribunal no hay cercanos del joven acreditados que vayan a presenciar alguna de las próximas audiencias. Desde el inicio del juicio oral cada acusado tuvo la presencia, al menos una vez, de algún cercano. El caso de Cinalli demuestra la posible relación quebrantada con su entorno. Aunque, se informó que su mamá está enferma y con imposibilidad de trasladarse y su papá lo abandonó de chico.

"¿Sabés lo que siento viéndolo esposado?"

En la octava jornada del juicio oral contra los ocho rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa, se pudo dar a conocer la primera declaración de Francisco Thomsen, hermano de Máximo, uno de los más complicados en la causa. Según relató una cronista del canal TN, en una de las audiencias el hermano de Máximo se dio vuelta y sin mediar palabra le expresó: "¿Vos sabes lo que siento viéndolo esposado?".

Por la sorpresa que le generó, la periodista le contestó: "No, no sé lo que se siente". Francisco nunca había querido hablar con la prensa y es por ese motivo que quedó extrañada por la situación.

El hecho ocurrió durante uno de los cuartos intermedios que tuvo el juicio.

Al ser una sala chica, los periodistas se sientan del mismo lado que los familiares de los acusados que siempre mostraron su descontento por la presencia de los medios en las diferentes actuaciones del caso.

Desde que comenzó el juicio, Francisco participa de la mayoría de las jornadas en el Tribunal de Dolores. En algunas ocasiones ingresó junto a su papá, mientras que en otras estuvo solo.

De los ocho, Máximo Thomsen es el acusado más complicado en la causa por diversas pericias y el relato de testigos que lo ubican en el lugar y ser quién le pegó la patada fulminante a Fernando. Primero el testimonio de la mayoría de los testigos, amigos y hasta patovicas del boliche Le Brique, sostienen que el joven estaba "sacado" y que en todo momento le pegó a la víctima hasta matarlo. A su vez se confirmó que la sangre en su zapatilla pertenece a Fernando y que quedó impregnada por las patadas que le dio en la cara. Este es un tema más que importante ya que se trata del calzado por el que Thomsen acusó a Pablo Ventura.

Además, los videos grabados por Lucas Pertossi lo ubican en la escena del crimen pateando y golpeando al joven, así como también otros archivos que registraron su corrida por El Bosque de Villa Gesell.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar