domingo 23 de junio de 2024
Diálogo de los padres y adultos a cargo

Preocupación por apuestas virtuales y venta de contenido de adolescentes

Advierten por el incremento de menores en estas plataformas, generando potenciales adicciones al juego. También creció la venta de fotos y videos eróticos.

De un tiempo a esta parte, las apuestas online de adolescentes fueron en crecimiento, generando la preocupación de padres, madres y profesionales del ámbito de Salud Mental por las consecuencias que esta “diversión” ocasiona en los jóvenes, que puede llegar a convertirse en una adicción conocida como ludopatía.

Diego Molina, psicólogo y director provincial de Prevención y Salud Mental del Ministerio de Salud, señaló que hay factores que influyen o facilitan el incremento de la participación de adolescentes en las plataformas de apuestas online o virtuales: la inmediatez con la que se puede jugar, la promoción que influencers realizan de éstas y el fácil acceso a las billeteras virtuales.

“Hoy por hoy es un tema que está trayendo preocupación no solamente al campo de la salud mental, sino también al campo jurídico porque la mayoría de las plataformas en las cuales se puede apostar no están ni legitimadas ni legisladas” indicó Molina.

En este sentido, el profesional explicó que, como cualquier otra adicción, va creciendo desde una actividad recreativa en principio, hasta llevar al adolescente a estar permanentemente pendiente del juego, de las estadísticas, etcétera, y hacer cualquier acción con el fin de conseguir el dinero para apostar, lo que trae aparejadas repercusiones a nivel del psiquismo.

Según lo expresado por Molina, la persona afectada comienza a tener consecuencias importantes: pérdidas en las relaciones vinculares, de tiempo considerable, de las ocupaciones significativas en su hacer cotidiano pero sobre todas las cosas pierde el interés por aquello que antes le gustaba hacer. Además, la aparición de riesgos académicos o escolares.

“Acá hablamos de una doble adicción, porque hablamos de una adicción al celular, a lo digital, y hablamos de una adicción a las apuestas” advirtió Molina, que considera que esta problemática se da por varias cuestiones.

“Una tiene que ver con la inmediatez con la que se puede jugar, una accesibilidad libre durante todo el día, toda la semana en este gran shopping que es Internet”, indicó el profesional y agregó que el 85% de las apuestas realizadas por adolescentes es deportivo. “Siete de cada 100 adolescentes está comprometido psicoemocionalmente en un nivel de apuestas de tipo compulsivo al cual le podríamos llamar ludopatía o adicción”, señaló.

Otra de las cuestiones que colabora a este incremento tiene que ver también con las billeteras virtuales. “Un adolescente de entre 13 y 15 años, que son las edades de inicio en las apuestas, sin necesidad de registrarse, él con su edad puede acceder a una plataforma de apuestas deportivas” cuestionó.

“Además, la promoción a través de redes sociales por parte de influencers o youtubers, que son patrocinados por estas plataformas, no solamente promueven y motivan las apuestas en los adolescentes sino que enseñan cómo poder jugar”, agregó.

En esta línea, subrayó asimismo que algunos de los clubes de fútbol más importantes del país son patrocinados por estas plataformas virtuales, lo que le dan aún más visibilidad.

Negocio

Para Molina, estas plataformas son un negocio gigantesco: "Las apuestas van a quedar en las plataformas. Si ya es difícil ganar en un casino físico, imaginate en un casino online donde la total dominación y control lo tiene la parte de los programadores y creadores de esa plataforma".

Venta de contenido

Otra de las problemáticas señaladas por Diego Molina, que también está relacionada con las plataformas virtuales y las redes sociales, tiene que ver con el contenido de tipo sexual, erótico. El profesional indicó que de los adolescentes que se implican con las plataformas de apuestas virtuales, el 79% son varones, mientras que en las relacionadas con la venta de contenido son mujeres.

En este sentido, Molina advirtió que las adolescentes “ponen no solamente en riesgo su integridad, su visibilización y su salud mental, sino que además también puede llegar a generar riesgo físico en esas situaciones, es algo muy complejo”.

“Hoy tenemos que tener presente que las redes sociales son parte de la vida de las personas, que este es un gran negocio, como fue el negocio de los ochenta con la cocaína y con otras situaciones en los años 30 con el alcohol, la industria tabacalera, la industria farmacológica sin prescripción médica también. Son situaciones muy complejas”, agregó.

Molina resaltó la importancia del diálogo de los padres con sus hijos adolescentes. “Hoy nuestros adolescentes, si hay una manera de cuidarlos, es acercarnos a hablar sobre las redes, a trabajar en cada espacio que se pueda. La importancia de desmitificar esto de que las apuestas van a traerles ganancias, van a caerle situaciones saludables, lo único que traen es una compulsión, la posibilidad de generar una adicción si se sigue y problemas económicos”.

Control parental

“Una de las cuestiones puntuales sigue siendo el problema de la falta de control parental en las redes sociales. Nosotros entregamos un celular a un niño de 4 años para que coma, para que no demande situaciones porque estamos ocupados. Entonces, ahí habilitamos sin control y abierto un aparato que tiene acceso 24/7 a cualquier cosa”.

En este sentido, Molina reflexionó sobre este control de los padres sobre la actividad de sus hijos con el celular: "Tendríamos que pensar si nosotros sabemos lo que sucede en las redes o con lo que hacen nuestros hijos con su celular y con su internet; a veces no es tan fácil, pero una de las cuestiones tendría que ver con el control parental, hasta dónde nosotros como padres sabemos los contenidos. ¿Hablamos de lo que está haciendo en las redes? ¿Qué es lo que hace? ¿Con quién se comunica?".

Las instituciones

Otra cuestión tiene que ver con las taras que realizan las instituciones. En este sentido, Molina indicó que desde la cartera sanitaria "estamos preocupados y una de las líneas de acción tiene que ver con la prevención en la salud mental 2.0. Estamos trabajando en las campañas de prevención para que se visibilice la situación, porque muchos padres no saben que esto está sucediendo; ahí estaría una de las cuestiones posibles a corto plazo para hacer".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar