sábado 13 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Está internado

Policía pidió traslado por salud, se lo denegaron y está grave

Se preparaba para rendir un examen de ascenso y sufrió un ACV. Su familia cuestionó a la Jefatura de Policía.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de julio de 2022 - 00:30

Un oficial de la Policía de la Provincia que estaba preparándose para rendir el curso de ascenso en la fuerza, sufrió un ACV y su estado de salud es crítico. Desde la familia y su entorno cuestionan el accionar de la Jefatura Policial por negarle en reiteradas ocasiones su traslado a un punto de trabajo cercano a su familia. El caso involucra al subcomisario Julio César Obregón (40), quien actualmente está internado en gravísimo estado en un sanatorio privado de esta ciudad luego de que la madrugada del jueves sufriera una descompensación mientras se encontraba en su domicilio de la zona sur. Un compañero lo encontró desvanecido en su casa y de inmediato lo trasladaron al minihospital Carlos Bravo para luego derivarlo a un centro de salud ubicado en pleno centro. El diagnóstico indicó que sufrió un ACV hemorrágico y su cuadro es crítico.

Obregón estaba preparándose para los exámenes para ascender a Comisario. Esta situación y otros episodios previos vinculados a su trabajo como policía serían los desencadenantes de su salud, según informaron sus allegados.

El policía es oriundo de la Capital pero desde enero estaba trabajando en el departamento Belén. Por problemas de su salud – padece diabetes- y por la lejanía con su familia, le solicitó personalmente, al menos en tres oportunidades, al jefe de Policía, Ángel Agüero, la posibilidad de su traslado a esta ciudad. Las respuestas fueron tajantes pese a que Obregón en sus pedidos de permuta había llevado los nombres de las policías con los que haría el cambio. No obstante, las respuestas desde la Jefatura siempre fueron negativas.

Antes del ACV sufrido el jueves a la madrugada, Obregón ya había sido hospitalizado en la ciudad de Belén. Esto ocurrió a principios de junio. Luego de recuperarse siguió con los estudios para el ascenso a Comisario, cuyos exámenes comenzaron esta semana en la Escuela Superior y que consiste en la evaluación en seis áreas con pruebas que se realizan cada uno o dos días.

Pedido de suspensión

Ayer, los compañeros de Obregón pidieron a las autoridades de la Escuela Superior que se suspendan momentáneamente los exámenes por respeto a la familia de su colega y porque se encuentran conmovidos por lo sucedido. La prueba prevista para ayer fue postergada y los exámenes están suspendidos.

Reforma

“Buscamos una policía profesional, honesta, transparente. Que sepa llegar a la comunidad y resolver problemas, que no solamente responda a incidentes. Tiene que ser subordinada y respetar las jerarquías, tiene que volver la cadena de mando”, había manifestado en septiembre de 2020, el jefe de Policía Agüero.

Agüero profundizó en que estos cambios son lo que necesita la provincia y la institución. “Saber cuáles son los valores que van a guiar nuestros actos y estamos en pleno proceso de armar los equipos, hay que marcar un norte y tenemos que ser varios los convencidos, principalmente lo que es la cúpula, para que vamos en búsqueda de esa visión de policía que tenemos junto con el Ministerio y el Gobierno de la provincia”.

Para el Jefe de Policía, “en las escuelas no enseñan nada malo. Sino que el policía sale y se encuentra que en las comisarías hay prácticas instauradas que son malas”. Entonces, “se viene una gran reforma a nivel educacional en la Policía, donde tenemos esta mirada y de manera multidisciplinaria vamos a trabajar. En el año 2009 fueron abiertos los institutos de capacitación policial para que puedan intervenir el Estado y los especialistas en educación. Antes solamente intervenía el personal policial y tenemos que ajustar las miradas sobre la capacitación y empezar a pensar qué policía queremos. Hay que cambiar la doctrina policial que arrastramos desde hace varios años atrás, es complejo, no se soluciona con charlas”.

Por último, había advertido que “hay un cambio generacional donde poco a poco nos vamos adaptando y aprendiendo de esta diversidad y estas nuevas formas de ser, donde se dejan de lado muchos prejuicios de la cultura machista que nos marcó desde que nacimos”.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar