martes 18 de junio de 2024
Curiosidades

Películas argentinas nominadas a los Oscar

"Argentina, 1985" es la octava película argentina nominada a los premios que entrega la Academia de Hollywood.

La primera pelicula argenitna nominada fue La Tregua (1975), dirigida por Sergio Renán y basada en una novela del uruguayo Mario Benedetti. Es la historia de amor de un hombre maduro, que compone Héctor Alterio, con una joven, interpretada por Ana María Picchio. Norma Aleandro, Luis Brandoni y Oscar Martínez componen personajes secundarios. Fue la segunda película sudamericana en ser nominada, luego de la brasileña El pagador de promesas (1962).

Camila (1985)

Dirigida por María Luisa Bemberg y protagonizada por Susú Pecoraro, Imanol Arias y Alterio. Aborda el romance prohibido entre la aristócrata Camila O'Gorman (Pecoraro) y el sacerdote Ladislao Gutiérrez (Arias) durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas en la primera mitad del siglo XIX. Se dijo que Bemberg se basó en la versión del mitrismo, que le echa todas las culpas a Rosas por el fusilamiento de Ladislao y Camila. La corriente revisionista indica que el propio padre de Camila, Adolfo O’Gorman, reclamó un “castigo ejemplar” para ambos. Rosas le encargó un dictamen a los juristas Dalmacio Vélez Sársfield, Lorenzo Torres, Baldomero García y Eduardo Lahitte, y la respuesta fue condenatoria. Rosas no aparece en ningún momento, salvo en múltiples retratos. Durante su fuga, el padre Ladislao y Camila tienen relaciones dentro de un coche de caballos, en una escena que pareció inspirada en la relatada en “Madame Bovary” de Gustave Flaubert.

La Historia Oficial (1986)

Luis Puenzo comenzó la filmación en riguroso secreto en 1983, último año de la dictadura militar. Es la historia de una profesora de historia que comienza a tomar conciencia de lo ocurrido en esos años de plomo, cuando sospecha del origen de su hija adoptiva. Para Aleandro significó volver a actuar en el país luego del exilio en España. La entrega se celebró un 24 de marzo de 1986, mismo fecha del golpe de Estado de diez años atrás, y que hoy conmemora el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. La actriz pensó que no ganaría, ya que le tocó presentar ese rubro. Y luego también al leer el sobre, ya que estaba en inglés.

Tango, No Me Dejes Nunca (1999)

La cuarta nominación al Oscar fue una coproducción entre Argentina y España, escrita y dirigida por Carlos Saura y protagonizada por Miguel Ángel Solá y Mía Maestro. Mario Suárez (Solá) es un director de cine que atraviesa una depresión luego de que su mujer lo abandonara. Para recuperarse, se refugia en la película que está rodando sobre el tango, y se enamora de la protagonista (Maestro), una bailarina cuyo novio es un mafioso que invirtió dinero en la producción. Esta historia, que se difumina entre realidad y ficción, terminó perdiendo con un “tanque” como “La vida es bella”, de Roberto Benigni, quien festejó saltando por las butacas.

El Hijo de la Novia (2002)

Dirigida por Juan José Campanella, contó con Darín, Alterio y Aleandro. Darín, en su primera aproximación a los Oscar, es un hombre de mediana edad desbordado por obligaciones y que se topa con la aspiración de su madre (Aleandro), quien tiene alzheimer, de casarse por iglesia. Esto le obliga a reformular su propia vida. Se parangonó esta historia con la de la actriz chilena María Cánepa, quien se casó con su compañero de tres décadas, a los 86 años, también con atisbos de alzheimer. Éxito de crítica y de taquilla, y una sonrisa después de la crisis política de 2001, perdió con “Tierra de nadie”, que aborda el conflicto de los Balcanes.

El Secreto de sus Ojos (2010)

Campanella fue por la revancha ocho años después, nuevamente en dupla con Darín, y basado en el libro La pregunta de sus ojos, de Eduardo Sacheri. Acompañaron Soledad Villamil, Pablo Rago y un sorprendente Guillermo Francella. Darín es un oficial de un Juzgado de Instrucción recién retirado que quiere escribir una novela sobre un asesinato ocurrido en 1974, del cual fue testigo. Resaltan la violencia política y el día a día de los porteños durante la dictadura militar. Campanella recibió el Oscar de manos de Pedro Almodóvar y Quentin Tarantino, nada menos.

Relatos Salvajes (2015)

Esta película de Damián Szifrón resultó un compilado de seis historias, con un elenco coral, bajo tintes de comedia y humor negro. Participaron Darín, Oscar Martínez, Leonardo Sbaraglia, Érica Rivas, Rita Cortese, Julieta Zylberberg y Darío Grandinetti. Sin embargo, el premio quedó en manos de “Ida”, de origen polaco que narra la historia de una novicia que, a punto de asumir los votos, conoce su origen judío y su verdadero nombre. Relatos Salvajes, con casi 450 mil espectadores en su primera semana de exhibición, se convirtió en el filme argentino más visto en la historia. Aunque son historias independientes, conectan en la “difusa frontera que separa a la civilización de la barbarie, del vértigo de perder los estribos y del innegable placer de perder el control”, definió Szifrón. La mayoría recuerda a “Bombita”, el personaje de Darín, un ingeniero experto en explosivos que decide “ajusticiar” a una central de multas del microcentro porteño.

22. 1985.jpeg

Argentina, 1985 (2023)

Drama histórico dirigido por Santiago Mitre, que nuevamente tiene como eje temático a la última dictadura, en este caso el juicio a las Juntas que llevó adelante el fiscal Julio César Strassera. Acompañan a Darín, Peter Lanzani (el fiscal adjunto Luis Moreno Ocampo) Alejandra Flechner y Norman Briski. Se enmarca en los primeros años del gobierno de Raúl Alfonsín, quien no aparece en la película, pero sí su voz, en un breve diálogo con Darín-Strassera. El filme se permite momentos de humor. El momento cúlmine: el “nunca más” del fiscal. Lo conmovedor: los aplausos en las salas donde se exhibió.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar