martes 20 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En los 45 caballos

Para la Justicia, no había marcas adulteradas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
18 de septiembre de 2022 - 00:10

Fuentes judiciales aseguraron a El Ancasti que los 45 caballos –que trasladaban en un camión interceptado en la tarde del jueves– no tenían marcas adulteradas.

Según la información a la que pudo acceder este diario, el fiscal en turno, Sebastián Pelisari, pudo corroborar que los caballos no tenían marcas o señales adulteradas.

Desde la Fiscalía en turno se tomó intervención puesto que se había detectado una irregularidad con un trámite administrativo por el permiso para el transporte de animales.

Luego, se comunicaron con los propietarios de los animales y supieron que la venta de los mismos se había realizado de manera legal.

Por otra parte, se conoció que la intervención del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) estuvo relacionada a la irregularidad mencionada.

Camión

Un camión jaula marca IVECO dominio GDX-519, con acoplado patente RNJ-009 que iba desde Aconquija a la provincia de Buenos Aires con una guía del Senasa, que trasladaba 45 caballos, fue interceptado en la tarde del jueves por policías de la comisaria de Los Varela, en inmediaciones de Las Chacritas.

Por entonces, fuentes oficiales habían informado que varios caballos tenían la marca de fuego adulterada y que, previamente, el vehículo había pasado por un control policial en Aconquija, donde se les permitió el paso a pesar de esa grave irregularidad.

El conductor del rodado, de apellido Pobiña (23) oriundo de Buenos Aires, presentó al personal de Los Varela la guía de Senasa, en la cual constaba que la carga compuesta por 45 equinos tenía destino de “acopio y posterior faena”.

El documento informaba también sobre la marca de fuego que supuestamente llevaban los animales, pero al ser revisados uno por uno por efectivos de Los Varela, los numerarios se dieron con que había notables alteraciones en la leyenda de las marcas, según se informó oportunamente.

Los agentes advirtieron, además, que la guía de Senasa llevaba, a modo de endoso, la firma de un policía de la Comisaría de Aconquija, dando por visada la carga de 44 caballos y la marca de fuego citada en la guía.

Ante la presunción de un supuesto hecho de abigeato y la presunta intervención de personal policial de Aconquija, se dio intervención a División Abigeato y a la fiscalía de instrucción de turno.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar