jueves 16 de marzo de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Tarjetas clonadas

Para el juez, Silva podría recibir apoyo para huir de la ciudad

Se conocieron los fundamentos por la confirmación de la detención del empleado del Correo Argentino.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Días atrás se conocieron los fundamentos por los cuales el juez de Control de Garantías Nº 3, Lucas Tomás Vaccaroni, confirmó la detención de Paulo Domingo Silva (32), quien es hasta ahora el único imputado en el marco de la causa de las “tarjetas clonadas”.

El fiscal de Instrucción N° 7, Alejandro Gober, imputó a Silva por dos hechos por el delito de “estafa cometida mediante el uso no autorizado de los datos de una tarjeta de débito, continuada y en calidad de partícipe primario”.

El investigador Gober había solicitado que Silva continúe detenido. Vaccaroni, luego de analizar los fundamentos del fiscal, hizo lugar a lo que éste había pedido.

Para Vaccaroni, hay un indicio que configuraría el peligro de fuga: la sospecha de que Silva tenía conexión con bandas de las provincias de Córdoba y Tucumán.

El presente hecho estaría vinculado a una banda interjurisdiccional y que Silva pertenecería a ella y mantendría contacto con personas que integran esta red y podrían brindarle apoyo, si éste recupera su libertad por el momento, para huir de la ciudad”, fundamentó.

Entre las consideraciones, el magistrado remarcó que “en función de las características del hecho atribuido, se encuentran por el momento serios indicios de que el imputado entorpezca la investigación porque, conforme lo explicara el fiscal, el imputado conoce a sus víctimas actuales, conoce dónde viven, y también conoce –ya que obraba en su custodia– documentación varia de posibles nuevas víctimas, y Silva podría contactarlas a los fines de amedrentar y hacerlas deponer en lo que tengan que decir”.

El juez Vaccaroni consideró que existe prueba pendiente a producir, que consiste en la pericia sobre la persona del imputado y el peritaje de los elementos tecnológicos oportunamente secuestrados a Silva, lo cual podría robustecer o no la teoría del caso sostenida por el Ministerio Público Fiscal. En este sentido, agregó que se requiere –válidamente– que el imputado permanezca detenido para contar con él para la realización de algunas medidas de prueba y “para que no entorpezca vía remota modificando o eliminando archivos contenidos en sus unidades tecnológicas secuestradas, ello, hasta la sustanciación de las pruebas de índole digital”.

También resaltó que la detención de Silva es provisoria y la situación del imputado “podrá ser revisada y modificada, si correspondiere”.

El 8 de marzo, Vaccaroni confirmó la detención de Silva, quien fue enviado al Servicio Penitenciario Provincial (SPP) de Miraflores, en Capayán.

Caso

El 3 de marzo se realizaron allanamientos y un registro domiciliario en comercios y viviendas ubicados en los departamentos de Valle Viejo, Capital y Fray Mamerto Esquiú, donde personal de la División Ciberdelitos de la Policía desbarató una banda que clonaba tarjetas de crédito y débito.

En la oportunidad, Silva fue arrestado junto a otros hombres, quienes luego recuperaron la libertad.

La investigación se abrió hace dos meses cuando ciudadanos denunciaron que en los resúmenes de sus tarjetas de crédito les figuraban operaciones que ellos no habían realizado. La causa recaló en la Fiscalía N° 7 y la pesquisa determinó que una persona se dedicaba a "clonar" las tarjetas con las que luego efectuaban las operaciones.

Según pudo averiguar El Ancasti, la denuncia de los usuarios damnificados fue la punta del ovillo. La División Ciberdelitos, bajo las órdenes del fiscal Alejandro Gober, comenzó con las primeras averiguaciones.

De acuerdo con las denuncias, en los resúmenes bancarios figuraban pagos de impuestos y de servicios por lo que la pesquisa llegó hasta el ARCA y la EC SAPEM, quienes aportaron datos para tratar de seguir las pistas. Con la información brindada por estos organismos, se conoció, por ejemplo, que había pagos del Impuesto Automotor a vehículos que no pertenecían a los damnificados.

La investigación se orientó hacia los puntos en los que se hacían estos pagos de servicios y tras ser identificados los sospechosos, Ciberdelitos le facilitó la información a la Fiscalía, que pidió al Juzgado de Control de Garantías de turno que ordene los allanamientos.

Durante la investigación surgió el nombre de un empleado del Correo Argentino, quien sería el líder de la organización. El sujeto es Silva. En su domicilio se encontraron doce bolsones del Correo Argentino en los que había correspondencia. Al ser abiertos por personal de Ciberdelitos, encontraron un importante número de tarjetas de débito y de crédito, además de otras documentaciones que no eran entregadas a los usuarios.

Según surgió de la investigación, las tarjetas eran extraídas cuidadosamente de los sobres en los que eran enviados. Eran clonadas y nuevamente colocadas en la correspondencia. Las tarjetas clonadas luego eran las empleadas para concretar operaciones por montos inferiores.

Un dato que despertó la atención de los investigadores es que el principal sospechoso habría tenido contactos con bandas de provincias de Córdoba y Tucumán a las que les vendía los datos.

Por esa razón es que la Fiscalía ordenó el secuestro del teléfono celular de Silva.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
intimaron a monti por la difusion del video

Te Puede Interesar