jueves 16 de mayo de 2024
Crimen de Alejandro "Papelito" Moreno

"No voy a descansar hasta que Correa pague y mi hijo pueda descansar en paz"

Laura Oliva, madre de la víctima, espera que el acusado Walter Correa sea condenado al menos a 20 años de prisión.

Laura Oliva, madre de Alejandro “Papelito” Moreno (22), está buscando justicia para su hijo, quien fue asesinado de una puñalada. Al cumplirse un mes del homicidio, Oliva manifestó que espera que el único imputado, Walter David Correa (21), reciba una pena de por lo menos 20 años de prisión. Además, narró el dolor que siente por la pérdida de Alejandro.

En diálogo con la prensa, Oliva mencionó que ella habló con el fiscal de Instrucción Nº 9, Jonathan Felsztyna, quien investiga el suceso. En la oportunidad, le planteó que no quería una condena de ocho años de prisión para Correa en un juicio abreviado.

“Una pena de ocho años yo no quiero. No murió un perro. Era una persona. Él también tuvo sus errores como todos. No voy a descansar hasta que este tipo (por Correa) pague y mi hijo pueda descansar en paz. Por lo menos 20 años (que) le den”, indicó.

Oliva se refirió al hecho. Según comentó, días antes del asesinato, “Papelito”, Correa y otra persona estuvieron juntos. “Un día miércoles (por el 13 de marzo) estuvieron tomando y ahí hubo una discusión entre ellos dos y la chica, la dueña de la casa. De ahí ya quedó la discusión. Ese domingo (por el 17 de marzo), mi hijo estaba una cuadra más arriba de la casa de Correa. Mi hijo estaba sentado. Él (por Correa) llegó y le dijo ‘te voy a cagar matando’. Mi hijo se paró. Cuando él se paró, le metió el puntazo. Murió desangrado mi hijo”, añadió.

Para Laura, Correa “no le dio forma de que se defienda ni nada” a “Papelito”. También remarcó que “los testigos dijeron cómo fue el hecho”. Luego, Oliva comentó que Alejandro y Correa se conocían y solían juntarse. “Eran una bandita que se juntaba a tomar, a compartir”, dijo.

Por otra parte, dio a conocer que recibió amenazas dirigidas a ella y a sus hijas. “Me mandaron mensajes anónimos (diciendo) que ahora van por mis hijas. Tuve que cambiar la casa por seguridad de mis hijas, seguridad mía. Ahora estoy en otro domicilio. Estoy con miedo por mis hijas”, contó.

Laura hizo énfasis en que se sienten “destrozados” porque “es un dolor grande que vengan y te quiten un hijo, es una cosa de no creerlo”. También consideró que “él no merecía que vengan y me lo maten así”.

De acuerdo con sus dichos, Correa “no se quiso hacer las pruebas psicológicas” y en la pesquisa “faltan más pruebas, investigar más cosas”.

Juicio

Por el suceso, Correa está imputado por el delito de “homicidio simple”. Le puede caber una pena de entre ocho y 25 años de prisión. Ayer se iba a realizar un juicio abreviado en esta causa. El fiscal Felsztyna y la defensa pública, que asistía a Correa, habían acordado una peña de ocho años de prisión para el encartado. Pero antes de que se realice la audiencia, Correa designó a Ramón Porfirio Acuña como abogado particular y nuevo defensor. En este escenario, se suspendió el juicio abreviado. Ahora, se espera que el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) solicite la audiencia de prisión preventiva para Correa. Actualmente, Correa está detenido en el Servicio Penitenciario de Miraflores.

Hecho

Sucedió el domingo 17 de marzo en el barrio La Tablada, en la ciudad Capital, a las 19.10. El ataque se produjo en la calle Río Salado, entre calles Caseros y Ayacucho. Según la Fiscalía, Correa le dio un puntazo a “Papelito” en el pecho. Tras la agresión, Moreno debió ser trasladado al Hospital San Juan Bautista, donde perdió la vida a las 00.52 del día siguiente. Ese lunes 18 de marzo, Correa fue indagado y optó por mantenerse en silencio. Felsztyna lo acusó por “homicidio simple”.

Para los investigadores, el móvil es una deuda que tenía la víctima con el único imputado. El dato surgió con el avance de la investigación -que está en pleno desarrollo- en la que se busca esclarecer lo que sucedió entre Moreno y Correa el domingo 17 de marzo.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar