jueves 13 de junio de 2024
Triple accidente fatal de recreo

No entregan los cadáveres porque mezclaron los restos

La fiscal de Recreo pedirá que se realice un cotejo de ADN para determinar las identidades de los dos docentes fallecidos.

El lunes 13 a la noche, en la ruta nacional 157 a cinco kilómetros de Recreo, un auto en el que viajaban dos docentes (un hombre y una mujer), chocó de frente con una camioneta en la que circulaban dos hombres. Por el siniestro los dos autos de incendiaron.

Murieron los dos docentes y uno de los ocupantes de la camioneta. Los cuerpos de los docentes fueron calcinados por el fuego.

En el lugar trabajaron efectivos de la Comisaría Departamental Recreo, personal de la Dirección de Bomberos y de la Dirección de Criminalística de la Policía, bajo las directivas de la Fiscalía de la Sexta Circunscripción Judicial a cargo de Jorgelina Sobh.

Los docentes eran Carmen Cejas (30) y Alberto Martín Herrera (29). Según lo manifestado por el abogado Fernando Ariel Salavarria, que representa a la familia de la mujer, Carmen viajaba en una butaca como acompañante de Herrera.

Cuando pidieron a Fiscalía que entregue los cadáveres les respondieron que la chica "no pudo ser identificada entre los restos calcinados encontrados", a pesar de que viajaban en asientos separados.

Ante la insistencia de las dos familias, la fiscal les informó que pedirá un cotejo de ADN para determinar la identidad de los dos pasajeros ya que, al no haber sido identificados, los restos serían de personas NN (nombre desconocido).

En este contexto, la familia Cejas se constituyó en querellante particular con el asesoramiento de Salavarría, quien presentó en Fiscalía el testimonio de un odontólogo, ya que la víctima usaba una prótesis dental que fue hallada entre los restos entreverados de los dos cadáveres recolectados por los peritos tras el accidente, que permitiría establecer su identidad.

Advirtiendo que el estudio de ADN por vía judicial podría demorar varios meses, la familia junto a Bruno Cerda, pareja de Carmen, recorrieron el lugar del siniestro en busca de algo que les permita identificar a su ser querido. En el lugar, entre hojas de carpetas y documentos académicos, bien visible encontraron el monedero de la mujer y restos de su DNI, que evidentemente los peritos no recogieron.

También hallaron restos óseos que pertenecerían a un fémur y una cadera entre otros trozos de huesos.

El monedero y el DNI fueron entregados a la Fiscalía.

"Nadie me atendió"

Bruno Cerda comentó ayer que la fiscal no lo recibió, aduciendo que debía ir al banco.

“En la Justicia nadie me atendió. No nos quiere entregar a mi esposa. Tienen identificado a un masculino y a un femenino por el tipo de huesos. En uno de los restos encontraron una prótesis que es de mi esposa. Voy todos los días al lugar del accidente y encuentro restos óseos. Hallé su documento, la carcasa del celular. Y me pregunto, ¿qué hicieron los peritos? O tenemos gente incompetente en Recreo”.

“Supuestamente los peritos no hallaron nada pero yo sí encontré las cosas. El ADN será realizado en otra provincia y demorará meses. No se entiende, está el DNI, la prótesis, los restos de una mujer. ¿Qué más necesitan?", agregó.

Desde la querella consideraron sobre lo sucedido que es “indignante la deshumanización con la que trataron los restos y el lugar del accidente. Es tremendo el desprecio con el que han trabajado. Acá hay familias damnificadas que necesitan hacer su duelo. Ojalá esto sirva para que quienes trabajen en estos casos, sean más profesionales".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar