lunes 28 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Violencia de género

Mujer denunció 100 veces a su expareja y a la novia por varios hechos de violencia

Las denuncias se registraron desde el 8 de marzo del 2018 hasta el 21 de octubre del 2022. Los acusó por "desfiguración de rostro" y "lesiones graves", entre otras. El conflicto se originó por una cuota alimentaria.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una mujer de 41 años denunció en 100 oportunidades a su expareja, un hombre de apellido Tapia (36) y a la pareja de éste, una mujer de apellido Cativa (48).

Las denuncias fueron radicadas en las Unidades Judiciales N° 2, 4, 7, 9 y en la Unidad de Violencia Familiar y de Género. La causa está en la Fiscalía N° 8.

La víctima brindó una entrevista a El Ancasti y comentó la difícil situación que está atravesando.

La mujer relató que hizo la primera denuncia en contra de Tapia y Cativa el 8 de marzo del 2018. La última, el 21 de octubre del 2022. Desde 2018 a 2022 sumó las 100 denuncias.

Ella comentó que las acusaciones contra Tapia y Cativa fueron por “violación a la prohibición de acercamiento”, “desfiguración de rostro”, “persecución”, “lesiones graves”, “lesiones leves”, “lesiones agravadas por participación de banda”, entre otras.

Aseguró que cada vez que denunció presentó testigos, fotos, videos y “muchas pruebas”.

Solamente pide justicia para volver a “vivir tranquila”.

La mujer indicó que estos hechos se desencadenaron entre los años 2017 y 2018 por la cuota alimentaria que Tapia debía acreditarle por la hija que tienen en común.

En 2017, la mujer y Tapia fueron a juicio por la cuota alimentaria. Ella obtuvo un veredicto favorable. Según narró, Tapia cumplió con esa cuota seis meses.

Luego, el 7 de marzo de 2018, recibió un mensaje de texto amenazante por parte de Cativa, siempre según los dichos de la denunciante. En ese mensaje, Cativa le dijo que “no me iban a pasar más la cuota alimentaria porque ella me iba a matar a mi hija porque esa bastarda no era hija de Tapia”.

La mujer no respondió, pero sí se presentó en la Unidad Judicial Nº 9, donde –asegura– no le quisieron tomar la denuncia.

También mencionó que, al día siguiente, Tapia y Cativa ingresaron a su domicilio, ubicado en el barrio Parque Sur. “Tapia, Cativa, sus hijos con cinco personas más, ingresaron a mi domicilio, me rompieron puertas, ventanas. Entraron con una cadena, con una cuchilla, golpearon, amenazaron a mis hijas, le tiraron gas pimienta, se robaron un televisor, un teléfono celular y una billetera que contenía tarjetas y carnet de la obra social”, agregó.

Todo esto ocurrió en instancias en las que la Justicia les había prohibido a Tapia y Cativa acercarse al domicilio de la denunciante.

La mujer señaló que en abril de 2021 fue a juicio contra Tapia y Cativa por estos hechos, quienes recibieron condenas en suspenso en el Juzgado Correccional Nº 1. Para Cativa, la condena fue de un año y medio en suspenso. En tanto que, para Tapia, de dos años y medio de prisión en suspenso.

Calvario

La mujer remarcó que, luego de las condenas a Tapia y Cativa, “el calvario siguió de nuevo”.

Según explicó, las dos personas volvieron a presentarse en su domicilio y en su lugar de trabajo. Mencionó que le cortaron la cara y la perseguían por la calle. También destacó que a una de sus hijas la sacaron de su casa.

Justicia

La víctima hizo énfasis en que solo pide justicia. “Quiero justicia, que esto se termine. Quiero vivir tranquila. Temo por la integridad física de mis hijas y mía. Tengo dos hijas que fueron agredidas físicamente y hay denuncias penales porque a mi hija de 18 años, el 27 de marzo de este año, le cortaron la cara, la agarraron las hijas de Cativa en la Plaza La Alameda, entre cinco y la patotearon y le cortaron la cara.

Están los exámenes médicos, está la denuncia. Salgo con temor a la calle porque siempre me los encuentro. Se calman un mes y vuelven las agresiones”, cerró.

¿Cómo y dónde denunciar?

Pedí ayuda en:

  • La Unidad Judicial Especial de Violencia Familiar y de Género, ubicada en Esquiú 315, funciona las 24 horas. También pueden presentarse en las Unidades Judiciales de Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú.
  • La sede de la Fiscalía Penal –sita en Junín al 600- es otra posibilidad para asentar denuncias.
  • Además, se encuentran habilitados los teléfonos de la Línea 144 y el SAE 911.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar