martes 25 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Medida necesaria para no caer más

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de enero de 2022 - 00:00

La nueva ola de COVID-19 no solo está mostrando consecuencias graves en la salud de la población, más de lo que se esperaba, y produjo un estrés en el sistema sanitario, sino que además amenaza con impactar negativamente en la economía argentina por ausencia de trabajadores en los sectores que dependen de la actividad presencial. Eso hasta ahora era apenas una probabilidad lejana.

Tal es el caso de la industria, donde en términos generales en el país se registran alrededor de 80 mil trabajadores que dejan a diario de trabajar por estar contagiados del virus o ser contactos estrechos. Así lo indicó el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja.

“Hicimos una encuesta entre más de cien empresas del sector y en este momento, hay un 7,5% adicional de ausentismo. Esto implica duplicar y hasta cuadruplicar la falta de personal de la época, marcada por las vacaciones”, sostuvo. Además, alertó que en la industria “estamos con un gran nivel de estrés, por eso vemos con preocupación el abastecimiento. Hay entre 70 mil y 80 mil personas que se acumulan todos los días por ausentismo vinculado con el Covid-19”.

“Si no encontramos algún camino- sobre todo con los contactos estrechos- que permita conjugar la certeza científica con el desarrollo productivo, vamos a estar complicados”, dijo Funes de Rioja. E insistió en que el “peor problema es el de los contactos estrechos, porque es una cosa difusa. Eso requiere una verificación”.

El planteo del dirigente industrial también fue expresado a las autoridades nacionales y provinciales por otros sectores económicos, aunque en voz baja. Y llegó finalmente a la mesa del organismo que reúne a los ministros de Salud del país, el Consejo Federal de Salud (COFESA)

Allí finalmente se resolvió implementar una nueva reglamentación para los casos de los contactos estrechos. A partir de hoy, todos quienes cuenten con el esquema completo de vacunación y no presenten síntomas no estarán obligados a aislarse.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, señaló que se adoptó tal disposición por el impacto muy significativo que tuvo el aislamiento de los contactos en el sistema de salud y en los servicios esenciales. Explicó que esto se manejará de acuerdo con tres escenarios o situaciones diferenciadas.

El primero será el de las personas no vacunadas, que deberán seguir con el mismo aislamiento como hasta ahora. El segundo involucra a quienes tienen el esquema primario completo -con una, dos o tres dosis- hace menos de cuatro meses o tuvieron Covid en los últimos 90 días. Las provincias podrán tener más flexibilidad en el aislamiento “y se les podrá recomendar hacer un test entre el tercer y cuarto día”, dijo.

El ultimo será el de “las personas que tienen esquema completo con el refuerzo hace menos de 4 meses”, las que podrán ser exceptuadas de hacer el aislamiento. Pero advirtió que “la recomendación es que todas las personas que son contactos estrechos asintomáticos minimicen las actividades sociales, que es donde la evidencia demuestra que se producen la mayor cantidad de los contagios”.

Según se supo, hoy Catamarca tendría listo el instrumento formal de adhesión a esta resolución federal para no obligar a aislarse a los contactos estrechos sin síntomas, aunque, claro está, cumpliendo las recomendaciones de siempre en materia de distanciamiento.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar