jueves 19 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Crimen de Agustín Rasguido

"Me duele mucho; lo mío es dolor, dolor... mi hijo no está, pero se hizo Justicia"

En su última palabra, Marcos Elías Abraham Nievas lamentó lo sucedido. Por pedido de la querella, la adolescente –exnovia del penado- deberá ser investigada por "falso testimonio".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de marzo de 2022 - 23:35

“Quiero que se haga Justicia. Lamento todo el mal que pasó la señora. Si tengo que pagar algo, lo voy a pagar. Lamento todo lo que pasó”, dijo Marcos Elías Abraham Nievas, mirando a Verónica Rasguido. A su derecha, la madre de Agustín Rasguido, el joven asesinado el 25 de diciembre de 2019, en Bañado de Ovanta, Santa Rosa, escuchaba cada palabra. La madre vestía una remera negra, por el luto, con la foto de su hijo y una frase en la espalda: “Los muertos no pueden pedir justicia, así que está en manos de los vivos luchar por ella”.

En una de las mangas se leía: No fue una desgracia, fue un crimen”. “Quiero que se haga Justicia y se va a hacer Justicia. Si tengo que pagar algo, lo voy a pagar”, fueron las últimas palabras de Nievas, antes de que los jueces pasaran a deliberar su destino.

Había llegado imputado por el delito de “homicidio agravado por la alevosía en concurso real con tenencia de armas de fuego de uso civil sin la debida autorización legal en calidad de autor”. En la apertura de los alegatos, el fiscal Miguel Mauvecín consideró que la prueba obtenida acreditó la existencia del crimen y la participación de Nievas. Valoró los testimonios de la madre de Agustín, de la chica que fue novia de Nievas, el de los amigos del joven y el del médico que realizó la autopsia. También, resaltó el testimonio de un testigo ya fallecido. Durante la investigación, este testigo –su testimonio fue incorporado por lectura- relató que a las 3 de la mañana del 26 de diciembre de 2019, Nievas llega a su casa y dijo que lo lleve a Las Esquinas, La Paz. “Le disparé a un tipo… ya fue”, fue la frase que destacó el fiscal. El testigo declaró que notó a Nievas nervioso y luego lo dejó en la localidad de Recreo. Luego, aduciendo que su madre estaba gravemente enferma, huye a Córdoba, donde tomó un micro con destino Buenos Aires.

Otra prueba valorada fue la visualización del celular de la chica. Un mensaje, con fecha 26 de diciembre a las 2.04 refería a que se encuentren. Un minutos después, un mensaje de Nievas advertía que si se iba con él “las cosas iban a ser peor”. A la vez, remarcó que el informe balístico indicó que los proyectiles que se encontraron en el cuerpo de Agustín eran del arma que se secuestró en la casa de Nievas, en Las Esquinas.

“Nievas lo buscó y lo llevó a un paraje. Manipuló a la chica para que lo citara. Lo emboscó y lo sorprendió. Agustín no lo esperaba; quería ver a la chica, con quien tuvo una relación. No se esperaba a Nievas; él estaba escondido. Lo sorprendió en forma cobarde y traicionera. Lo ataca sobre seguro. Sabía que no tenía posibilidad de defenderse. Con frialdad propia de psicópata, hace dos disparos en la cara, sin posibilidad de defensa. Lo deja tirado y se va con la chica del lugar”, detalló en su alegato.

Para el representante del Ministerio Público Fiscal hubo alevosía, a la que vez que quedó clara la emboscada. “Utilizó a una chica para emboscarlo. Sabía que Agustín iba a ir. Eligió un día y lugar seguro. Se aseguró el resultado, sin riesgo para sí. Hubo traición. No tengo dudas de que estamos ante un psicópata acostumbrado a hacer lo que quiere. Es un depredador solitario que actuó con una frialdad pocas veces vista, sin empatía”, consideró.

El fiscal mantuvo la acusación y pidió prisión perpetua –único castigo previsto para el delito por el que debía responder-. Los jueces de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación Jorge Palacios, Marcelo Soria y Patricia, por unanimidad, hallaron culpable a Nievas y lo condenaron con la pena máxima.

“Se hizo justicia. La Justicia determinó que va a pagarlo. Deseo que termine a donde tiene que estar. Me duele mucho; no está mi hijo. Lo mío es dolor, dolor, dolor… pero bueno, la Justicia actuó y por lo menos queda en la sociedad saber que la Justicia de Catamarca actuó. Actuó con alevosía, no era forma de dar solución a lo que supuestamente decía que había. ¿Por qué quitarle la vida de la forma que le quitaron? Él está como si nada, no hay arrepentimiento de este tipo. No tengo a quién perdonar, no perdono. Hay un Dios y lo va a personar si cree que es lo que corresponde. Por mi lado, lo que me hizo no tiene perdón, no lo puedo perdonar ni a él ni a nadie. No se da cuenta el daño que ha hecho”, expresó Verónica, emocionada, al conocerse el veredicto condenatorio.

Planificado para la querella y sin alevosía, para la defensa

A su turno, alegaron los abogados de la querella Ana Maza y Adolfo Castellanos y de la defensa Jorge De la Fuente. Si bien la querella adhirió al planteo del fiscal de Cámara Mauvecín, también pidió que sea investigada la adolescente –exnovia de Nievas- por la posible comisión del delito de “falso testimonio”. El Tribunal, en el veredicto, resolvió que se gire el expediente a la Fiscalía en turno para la investigación pertinente.

Los querellantes indicaron que Nievas disparó a Agustín “hacia arriba, donde están los órganos importantes. El arma funcionaba. Lo planificó”. También remarcaron que ‘Karen’ fue un personaje ficticio, creado por Nievas para desviar la investigación. “Durante siete meses pergeñaron este crimen. Hubo preparación. Hubo perversidad, gusto y placer. El fin fue logrado. Sabía que Agustín no iba a poder defenderse”, advirtieron.

Por su parte, el defensor consideró que existen diferentes posibilidades sobre este hecho. “Ningún testigo, salvo la chica, puede dar datos certeros. Ella advirtió que el imputado gritó ‘no te muevas’. Existe la advertencia que puede eliminar la indefensión”, indicó. Por ello, pidió la absolución por el beneficio de la duda o que se lo condene por “homicidio simple agravado por el uso de arma”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar