miércoles 12 de junio de 2024
Triple accidente fatal de Recreo

Madre del docente: "Duelen los errores groseros que cometieron"

Debió viajar a la Capital, donde le extrajeron tejidos y sangre para hacer un ADN y tratar de identificar los restos.

A 10 días del accidente fatal en el que murieron calcinados los docentes de Recreo Carmen Cejas (30) y Alberto Martín Herrera (29), y el concejal David Nieto (26) de Tucumán, los cuerpos de los dos primeros no pudieron ser fueron sepultados porque presuntamente quienes sacaron los cadáveres del auto en el que viajaban mezclaron los restos.

Al igual que una hermana de Carmen Cejas, la madre del Herrera, Nelly Toledo, también debió viajar a esta Capital para que por orden de la Fiscalía de Recreo se le realice una extracción de tejidos y de sangre para la realización de un cotejo de ADN, con el objetivo de identificar los restos óseos entreverados.

“Hubo muchas impericias por parte de la Justicia, de la fiscal, de los peritos, de los policías y de los bomberos, porque el 14 de mayo -día siguiente del accidente-, la fiscal Sobh fue al lugar a buscar un perro a pedido de la familia tucumana (Nieto), y no anduvo por el auto de mi hijo donde había huesos y cosas personales”, lamentó la mujer. Consideró que los restos fueron abandonados “por incapacidad o irresponsabilidad de los peritos judiciales y policiales”, y que otras personas (familiares de Carmen Cejas) fueron quienes rescataron un DNI, un monedero y un celular quemado.

El miércoles “fui al Laboratorio Satélite Forense, en Valle Viejo, para realizar un ADN. Nos dijeron que el resultado estaría el 24 o 28 de mayo, pero yo solamente quiero sepultar a mi hijo y terminar con esta pesadilla”. Aseguró que “duele el accionar de la Justicia” por la “falta de responsabilidad” y la cantidad de “errores groseros que se cometieron, además de falta de humanidad, sensibilidad y empatía”. Informó que la noche del siniestro, el lugar donde quedaron los dos vehículos quemados no estuvo a resguardo de una consigna policial preventiva porque “cuando tuvieron que hacer las tareas, hicieron todo mal. Levantaron así nomás las cosas y se fueron, siendo que ellos cobran por hacer ese trabajo”.

Afirmó además que el "mal proceder causa un dolor muy grande porque no tengo a mi hijo por lo menos para sepultarlo y decir, bueno, ya está. Tantos días que pasaron y el dolor es de todas las noches porque se iba a trabajar y volvía".

Dijo que hay que "hacer algo para que no vuelva ocurrir otro caso así", porque "no puedo creer que haya gente que se capacita y a la hora de hacer su trabajo lo haga mal".

Comentó que desde el día del accidente los restos de los dos docentes están en la ciudad Capital, donde serán examinados y contrastados genéticamente con sus muestras y las de la hermana de Cejas, para establecer las identidades de los fallecidos.

"No tengo nada de él en Recreo para llorarlo y decir éste es mi hijo, porque todo fue rápido, a las apuradas. No tengo nada por las malas actuaciones de la Justicia de Recreo”.

El único sobreviviente del accidente es Martín Hechazú (19), quien conducía una camioneta en compañía de Nieto, quien podría ser imputado por homicidio doloso agravado por la cantidad de víctimas y conducción imprudente.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar