jueves 6 de octubre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

Machirulo, pero no sobrino

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de agosto de 2022 - 01:10

Una cuestión de privilegio que la diputada oficialista Verónica Mercado planteó en contra de su par Hugo “Grillo” Ávila, peronista disidente, orientó la última sesión de la Cámara baja hacia rumbos insólitos.

Su notable capacidad para desestabilizar emocionalmente a los oficialistas le ha permitido a Ávila embocar dos períodos sucesivos en la Legislatura, el primero de ellos en 2017 a la cabeza de la lista provincial de Unidad Ciudadana, el partido creado por la actual vicepresidenta Cristina Kirchner.

En ese entonces jugó asociado con su ahora impugnadora Verónica Mercado, que se desempeñaba como diputada nacional, pero el vínculo se rompió tras las elecciones en una pelea por la titularidad del sello que, como era de esperarse, ganó ella debido a sus relaciones con el clan Kirchner: es sobrina del extinto Armando “Bombón” Mercado, que era cuñado de Néstor.

Quizás lo que ocurrió el miércoles haya sido producto de aquella vetusta reyerta y el fracaso posterior de las operaciones para sacar a Ávila de la cancha.

El “Grillo” obtuvo la banca de diputado en 2017 con 12.202 votos, el 5,4%. Que Mercado lo expulsara de Unidad Ciudadana no impidió que dos años después lograra unos 10 mil votos como candidato a diputado nacional de Luis Barrionuevo y el año pasado la reelección con alrededor de 11 mil.

No hay demasiados precedentes de performances individuales similares en la política local. Tal vez por eso las palabras que le dedicó a Mercado en la sesión del miércoles alteraron tanto a la destinataria y sus compañeros de bloque que, sin número para sancionarlo con la cuestión de privilegio por declaraciones supuestamente falsas realizadas a la prensa por el reo –pasó a comisión-, debieron conformarse con repudiarlo por “machirulo” y “misógino”, en un meritorio ejercicio de interpretación forzada.

“Me siento orgulloso de ser atacado por la diputada Mercado, que pertenece a uno de los clanes más nepóticos que gobiernan esta provincia, y que si no hubiera sido por Armando ‘Bombón’ Mercado, que se fue a vivir a la Patagonia y se casó con la hermana de Néstor Kirchner, no sé si habría llegado a la banca. Yo estoy en esta banca por esfuerzo propio y por la voluntad del pueblo”, dijo Ávila.

Como es imposible desmentir el párrafo, se lo sindica de misógino, como si la condición femenina asignara una especie de inmunidad a la crítica política. Ávila no desacreditó a Mercado por ser mujer, sino por haber sido beneficiaria de su condición de sobrina. De “nepote”, sobrino en italiano antiguo, viene justamente el término nepotismo.

Verónica Mercado tendrá seguramente sus méritos, pero es estrictamente cierto que llegó adonde llegó apalancada por su célebre tío y la consiguiente relación familiar con los Kirchner. Su ascenso empezó al frente del partido Kolina, que a nivel nacional orientaba la esposa de “Bombón”, Alicia Kirchner, exministra de Desarrollo Social y actual gobernadora de Santa Cruz. De ahí fue ungida diputada nacional en 2015.

Estos galardones nepóticos son arduos de recriminar para más de uno, por estar comprendido en las generales de la ley.

La misoginia de Ávila surge de que a él no puede enrostrársele.

¿De quién es “nepote”, hijo o ahijado el “Grillo”? ¿Qué tío o padrino le regaló la banca? Habría que ver a sus objetores juntando los votos necesarios para retener un espacio.

Lo irónico es que los oficialistas no advierten el inmenso favor que le hacen con sus desmesuradas reacciones, afianzándolo como una de las más eficaces figuras de la oposición. Porque al final, capaz algún exégeta le encuentra el sentido machirulo a su crítica a Mercado, pero no es necesario ser experto en semántica para advertir quienes sangran por la herida.

Así como Mercado tendrá sus virtudes, el "Grillo" tendrá sus defectos. Pero "nepote", no es.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar