domingo 27 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Crimen de Anyelén Gallo Arias

Leonardo Olás fue trasladado al Servicio Penitenciario Provincial

Familiares de la joven víctima exigieron justicia y se cruzaron con la madre y hermanos del imputado.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un fuerte momento de tensión se vivió ayer, alrededor de las 10.30, frente al Juzgado de Control de Garantías. Mientras puertas adentro se llevaba a cabo la audiencia de control de detención de Leonardo Olás, único imputado por el femicidio de Anyelén Gallo Arias, fuera, su madre y dos de sus hermanos se habían hecho presentes para acompañarlo. Al mismo tiempo, familiares de la joven madre asesinada también se encontraban en el mismo lugar para exigir justicia.

La tensión llegó a su punto máximo cuando los deudos de Anyelén explotaron en rabia. “Solamente queremos gritar nuestra rabia. No vamos a hacerles nada”, aseguraron, luego de que la madre de Olás y sus hermanas se retiraran de la vereda del Tribunal.

Mientras tanto, en el Juzgado de Control de Garantías de turno, el fiscal de Instrucción de Quinta Nominación, Hugo Leandro Costilla, solicitaba al juez Marcelo Sago que Olás continuara detenido. Motivos para apoyar su pedido sobran: el tipo de imputación, la peligrosidad procesal y la posibilidad de que entorpeciera la investigación.

Olás oportunamente fue imputado por el delito de “homicidio doblemente agravado por haber mediado una relación de pareja y violencia de género”. En septiembre, Anyelén lo había denunciado y sobre el acusado obraba una restricción. No obstante, de acuerdo con la investigación, Olás y Anyelén habrían retomado la relación cuando sucedió el crimen. La violencia es un círculo; las agresiones y las reconciliaciones suelen ser un vaivén y, en ocasiones, se llega al punto máximo de violencia: el femicidio.

Durante la indagatoria, Olás se mantuvo en silencio. Ayer en la audiencia de control de detención estuvo acompañado por la defensora Penal Oficial de Tercera Nominación Valeria Olmedo. Tras el planteo de las partes, el juez Sago resolvió confirmar la detención del acusado. De esta manera, el traslado de Olás hacia el Servicio Penitenciario Provincial, en Capayán, se hacía inminente. Cerca del mediodía, la unidad de traslado abandonaba el edificio del Juzgado de Control de Garantías. Los deudos de Anyelén volvieron a manifestar su dolor y su bronca.

Espiral de violencia

El círculo de la violencia es un concepto desarrollado por la psicóloga norteamericana Lenore E. Walker, quien en su obra «The Battered Woman» planteó que la violencia contra las mujeres aumenta de forma cíclica o en espiral ascendente, especialmente la ejercida por sus parejas.

De acuerdo con la autora, existen tres fases en este ciclo ascendente. La primera es la fase de tensión. Se caracteriza por una escalada gradual de la fricción y los conflictos en la pareja. El hombre violento expresa hostilidad pero no en forma explosiva; la mujer intenta calmar, complacer o evitar las molestias a su agresor, tratando de controlar la situación.

La segunda es la fase de agresión. Es en este momento en que se hace totalmente visible la agresión; la mujer tiene pruebas para denunciar y motivación para solicitar ayuda y terminar el abuso. Sin embargo, el temor puede impedir que ésta tome las acciones pertinentes.

Por último, la fase de conciliación o luna de miel. El hombre violento suele mostrar arrepentimiento y pedir perdón, hace promesas de cambio y muestra afecto exacerbado. Tras el cambio aparente, la mujer puede justificar a su pareja y permanecer a su lado, pasando por alto el episodio violento. Si han denunciado suelen retirar la denuncia y justificar los hechos ante sí mismas y su círculo cercano. La reiteración del ciclo aumenta la violencia espaciando los momentos conciliatorios y repitiendo la escalada.

¿Qué hacer?

Ante una posible situación de violencia, la Unidad Judicial Especial de Violencia Familiar y de Género, ubicada en Esquiú 315, funciona las 24 horas. También pueden presentarse en las Unidades Judiciales de Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú. La sede de la Fiscalía Penal –sita en Junín al 600- es otra posibilidad para asentar denuncias. En el interior, pueden dirigirse en las comisarías. Además, se encuentran habilitadas la Línea 144 y el SAE 911. El servicio es gratuito y anónimo.

Organizan una marcha

Mientras los familiares de Anyelén aguardaban que se confirmara la detención de Olás y su salida con destino al penal, comenzaron a organizar una marcha. Una tía de la joven víctima informó a los medios que tienen previsto reunirse el jueves, a las 9, en la Plaza 25 de Mayo.

La idea no es solo pedir justicia por Anyelén. Proponen visibilizar la problemática de la violencia de género. Por ello, invitan a víctimas de violencia y a familiares a que acompañen en la marcha. La idea, expresó la mujer, es que se repita todos los jueves y que se realice esta marcha a nivel nacional.

Ni una menos

El 3 de junio de 2015 nace Ni una menos como una expresión masiva motivada por la impotencia ante el terrorífico femicidio de Chiara Páez en Santa Fe. Como consecuencia del brutal crimen, miles de mujeres se movilizaron en todo el país para poner en discusión la violencia machista y para pedir, como cada año desde aquel entonces, medidas para ponerle fin a las expresiones de odio por motivos de género.

En medio del horror generalizado, la periodista Marcela Ojeda lanzó un desafío a través de sus redes sociales: “Actrices, políticas, artistas, empresarias, referentes sociales ... mujeres, todas, bah… ¿No vamos a levantar la voz? NOS ESTÁN MATANDO”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar