lunes 10 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Las provincias y el COVID: estrategia razonable

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de enero de 2022 - 01:05

Algo aprendió el Gobierno nacional en estos dos años de muerte y sufrimiento por la pandemia. Lo que no hizo en su momento, comprar las vacunas necesarias con criterio sanitario y no ideológico, hoy no tiene sentido analizar. Pero sí lo que está haciendo hoy con la tercera ola de COVID-19 que otra vez tiene en vilo al mundo.

Hay dos puntos para considerar. Por un lado, ya no es el presidente Alberto Fernández quien da la cara en cadena nacional para explicar medidas y dar sus recetas de cómo los argentinos deben cuidarse. Bastantes papelones protagonizó como para reincidir en lo evitable. Ahora la tarea quedó a cargo de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, seguida de cerca por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien también es médico y ocupó el mismo cargo en el anterior gobierno.

Por el otro, la Nación dejó en manos de las provincias el manejo de las restricciones en la circulación y en las actividades sociales y económicas, como también las medidas vinculadas con testeos y vacunación. Según se informó ayer, no habrá decretos de alcance nacional sobre esos puntos, como sucedió en 2020 y 2021.

Una de las razones esgrimidas en Casa Rosada para ello es que hoy el Gobierno privilegia el intento de reactivación de la actividad económica sobre cualquier medida sanitaria que pueda atentar contra ello. Por eso, la decisión política es evaluar la situación sanitaria en forma permanente. Y hoy entiende que la mayor complicación del sistema está en el testeo y no en la capacidad de internación, es decir, en las camas disponibles.

“Estamos monitoreando en forma permanente la situación epidemiológica en todo el país; en contacto continuo con la ministra de Salud y su equipo trabajamos articuladamente entre la Nación, las provincias y los municipios para supervisar el impacto que pueda haber en cada distrito”, explicó ayer Manzur a la prensa.

Agregó que los datos indican que “el aumento en la cantidad de casos no tiene correlación con el número de internaciones en terapia intensiva y muertes, y esta situación se da gracias a que el 72% de la población ya ha completado su esquema de vacunación”.

La delegación de las medidas sanitarias puntuales a las provincias fue planteada por la propia Vizzotti en la última reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA), ante ministros de Salud de cada jurisdicción. Y de hecho, apenas comenzaron a dispararse los casos en Córdoba y Santa Fe fueron sus gobiernos los que se anticiparon con medidas locales.

También el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, delegó la comunicación sanitaria a su ministro de Salud, Nicolás Kreplak, en sintonía con el comportamiento del presidente Fernández y Vizzotti. Kicillof fue uno de los que mayores bochornos pasó ante las cámaras de las cadenas nacionales encabezadas por el Presidente.

Mañana, de hecho, le tocará el turno a Catamarca en relación a la continuidad de las restricciones, ya que vence el decreto que dispuso limitar horarios de circulación y suspensión de eventos masivos hasta este domingo.

Las autoridades provinciales prefirieron no adelantar nada hasta ver cómo sigue la situación a último momento. Por la evolución que tienen los casos, nada indica que puedan autorizarse mayores flexibilizaciones.

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar