lunes 24 de junio de 2024
Juicio a un enfermero

La víctima criticó al Ministerio de Salud por la falta de acompañamiento

El hombre está acusado de apuñalar a una mujer y cortarle un tendón en una mano. Declararon dos testigos.

En la segunda jornada del juicio contra un enfermero del Hospital San Juan Bautista, acusado de apuñalar la mano de una mujer y provocarle lesiones graves, declararon ayer la víctima y dos testigos, uno de ellos médico.

En el debate que se realiza en la Cámara Penal N°1, la mujer declaró durante más de 40 minutos reafirmando los hechos denunciados, haciendo hincapié en los daños inmediatos causados por el incidente y las afecciones que actualmente padece "por la supuesta falta de acompañamiento por parte del Ministerio de Salud de la Provincia, que además no habría accionado contra el agresor a pesar de la gravedad de la imputación", según la querella a cargo de Sebastián Ibáñez y Daniel Depratiz.

El acusado es Víctor Castro (45), quien está en libertad, imputado por "amenazas agravadas por el uso de arma y lesiones graves en concurso real y en calidad de autor", en perjuicio de una compañera de trabajo del Hospital, con quien de acuerdo a los primeros testimonios, pretendía iniciar una relación de pareja sin considerar su negativa.

El presunto ataque ocurrió la noche del 4 de septiembre de 2021, cuando el hombre atacó a la mujer en la casa de ésta, durante una violenta discusión. De acuerdo a la investigación, con un cuchillo intentó herirla en el rostro al tiempo que la amenazaba de muerte con el arma blanca. La joven se defendió y terminó con la lesión en su mano derecha.

Esta versión fue desmentida por Castro al iniciar el juicio. El hombre negó los hechos, se declaró inocente y se ubicó en el lugar donde ocurrieron los hechos. Además, aseguró que ella lo atacó y que debió defenderse. También remarcó que por la agresión, también sufrió importantes lesiones.

En este marco, el médico que declaró ayer dio detalles de la constatación y certificación de las heridas sufridas por la damnificada.

Además, el otro testigo aportado por la defensa, admitió que conocía a la damnificada y que no sabía dónde vivía desde hace años.

De acuerdo a la investigación y las certificaciones médicas, por el puntazo la enfermera sufrió ruptura parcial del flexor de quinta falange de la mano izquierda. En diálogo con este diario, la querella recordó que debió permanecer arrestada varios días y que en el Hospital comenzaron a asignarle horarios de trabajo inusuales que la afectaron psicológicamente. Señalaron que las autoridades del nosocomio, conociendo la denuncia y las lesiones, "incumplieron con la ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres, ya que no sumariaron ni suspendieron al agresor, con quien la víctima debió cruzarse mientras trabajaba". Se supo además que si Castro es hallado culpable, más allá de que pueda recibir entre 1 y 9 años de cárcel, independientemente de que la prisión sea de cumplimiento efectivo o no, el hombre podría ser exonerado por ser la víctima otro agente de la Administración Pública.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar