lunes 20 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

La verdad no se negocia

El periodismo no debe solo mostrar la realidad desde la perspectiva del periodista o del medio de comunicación...

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de junio de 2022 - 00:25

El periodismo no debe solo mostrar la realidad desde la perspectiva del periodista o del medio de comunicación que difunde la información, sino también explicarla en su contexto. El periodismo corre el velo para mostrar lo que, si no, estaría oculto, pero además interpreta lo que se ve. La visión del periodista y del medio, la interpretación y la explicación, son subjetivas y por lo tanto objeto de debate y controversias. Pero la realidad que revela es una sola.

Respecto de la función de la prensa de facilitar el derecho del pueblo a saber, el editorial del primer número de la Gazeta de Buenos Aires del 7 de junio de 1810, diario en cuyo homenaje se celebra el Día del Periodista, expresaba: “El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con quien miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir sus delitos. El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Para logro de tan justos deseos ha resulto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal con el título de Gazeta de Buenos Aires”.

La línea editorial de un medio de comunicación es un conjunto de valores y principios que se expresan a través del análisis y la interpretación de la realidad que difunden a través de su contendido en cualquiera de las plataformas disponibles. El ciudadano que consume los medios puede compartir o no su abordaje de la realidad y las conclusiones que de ellas extrae. Son las reglas del juego. Pero el medio tiene el derecho de expresar su opinión, y también la obligación de hacerlo sin distorsionar la realidad, sin ocultarla, sin tergiversarla.

Por eso, uno de los grandes desafíos de los medios en la actualidad es combatir las fake news, expresión a la que, al traducirla al español, se le atribuye habitualmente el significado de noticia falsa. Al respecto, es muy interesante el planteo realizado por el escritor, psicólogo y docente universitario Martín Smud, quien reflexiona que más que hablar de noticias falsas de hablarse de "noticias falseadas". "Noticias falseadas (y no falsas) pues no se trata de la relación entre lo verdadero y lo falso sino del hundimiento del otro mediante la calumnia, más allá de que sea verdadero o falso. Se trata de una denostación fraudulenta con poder persuasivo con la potencia de la viralización que se esconde tras el anonimato, sin chequear ninguna fuente confiable ni conocida".

Falsas y falseadas, las fake news, que encontraron tierra fértil en las redes sociales para crecer y propagarse pero que también suelen guarecerse en algunos medios que declinaron en su misión, se han convertido en un desafío que debe enfrentar el periodismo de calidad, en el que la verdad no se negocia.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar