miércoles 25 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

La queja inercial

La Federación de Clínicas y Sanatorios (FECLISA) salió a plantear su oposición...

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
28 de enero de 2022 - 02:15

La Federación de Clínicas y Sanatorios (FECLISA) salió a plantear su oposición a que se flexibilicen las restricciones preventivas por el COVID-19 y se reduzcan los testeos, debido a la posibilidad de que la demanda de pacientes supere la capacidad de atención y recepción de los nosocomios.

"Nosotros en la consulta con todas las clínicas vimos que la situación no pasó. La ocupación de camas es alta, de cada 10 pacientes que vienen por la guardia, siete dan positivos y creemos que este no es el momento de levantar restricciones sino que hay que profundizarlas un poco más", dio el presidente de la institución, Jorge Saavedra.

El COE Provincial decidió levantar casi todas las restricciones a partir del 1 de febrero salvo la que prohíbe la circulación nocturna, aunque redujo el lapso a solo dos horas, de 4 a 6 de la mañana. Esto, explicaron las autoridades, porque disminuyó la cantidad de casos, fenómeno que está atado a la disminución también de los testeos.

Se dio un cuello de botella insalvable a nivel nacional. Los testeos intensivos arrasaron con la existencia de reactivos, de modo que fue necesario circunscribir los análisis a los mayores de 60 años y la población con factores de riesgo para evitar el agotamiento total.

La disposición está en línea con la política nacional al respecto.

Saavedra consideró conveniente continuar con el mismo ritmo de testeos.

"Yo creo que deberíamos seguir testeando porque es mucho más efectivo enfrentar un problema porque uno sabe cuál es la situación; no se puede curar por suposiciones. Yo creo que habría que intensificar los testeos, pero no sé cuál es el criterio que tiene el Estado; yo pienso que hay que testear a todo el mundo. La única forma de conocer de la realidad es continuar haciendo testeos a la población, hay que profundizar porque es la única forma de conocer la realidad, no se puede inventar", consideró.

El problema es con qué. Enrique Ocampos, titular del Colegio de Bioquímicos, ya había advertido sobre la falta de reactivos.

"El problema que estamos teniendo en el país es que no hay reactivos para los hisopados. No se consiguen reactivos para el test rápido; esto no es un problema de Catamarca sino a nivel nacional. Las grandes empresas que proveían reactivos no están teniendo y muchos reactivos están bloqueados en la aduana y por eso es el gran problema a nivel nacional", explicó.

El otro flanco era el impacto de las restricciones sobre la actividad económica y turística. Muchas quejas por la imposibilidad de hacer espectáculos y por la suspensión de los festivales.

El propio Saavedra admitió este inconveniente y sugirió mantener restricciones para el funcionamiento de la administración pública y el Poder Judicial al menos por dos semanas. Si bien la mayoría del sector público está con licencia, muchos regresan en febrero.

¿Por qué rezonga Saavedra?

Obviamente, debe cumplir su función gremial y transmitir las posiciones del sector que representa. Desde el inicio de la pandemia, allá lejos y hace tiempo, hace dos años, clínicas y sanatorios fueron reticentes a la recepción de pacientes con COVID. Entraron al frente bastante tarde, gracias a la edificación del monovalente Carlos Malbrán que concentró todos los casos en un principio. Cuando se superó su capacidad, se incorporó al circuito el San Juan Bautista y al último se recurrió a la estructura privada.

No puede negarse que la situación es más aliviada ahora que entonces. Hay mayor margen para la atención.

Las manifestaciones de Saavedra parecen de tal modo producto de la mera inercia de la queja.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar