martes 27 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ataque a balazos en zona sur

La pareja del prófugo "Peyeyo" Flores pidió prisión domiciliaria

Imputada como partícipe necesario, dijo que debe cuidar a sus tres hijos menores de edad. Acosta sigue internado.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de agosto de 2022 - 23:53

Jesica Reartes (33) le pidió a la Justicia el beneficio de la prisión domiciliaria, argumentando que tiene un hijo de 7 meses, uno de 7 años y otro de 13. La mujer, pareja de Claudio "Peyeyo" Flores, está imputada por el delito de "homicidio en grado de tentativa como partícipe necesario".

La presentación judicial fue realizada por Reartes, mientras las fuerzas de seguridad continúan buscando a Flores, por el salvaje ataque a Cristian "Tuerto Godoy" Acosta.

Fuentes cercanas a la víctima informaron que continúa recuperándose de las lesiones sufridas y que brindó declaración testimonial con relación al hecho.

Esta última medida fue diligenciada por el fiscal Sebastián Pelisari (la causa primeramente estuvo a cargo de Alejandro Gober), quien se constituyó con una comisión de sumariantes para recepcionar la declaración en el Hospital San Juan Bautista, donde se encuentra internado desde el día en que recibió un disparo en la espalda.

Fuentes ligadas a la causa indicaron que Acosta descartó el móvil del ataque por un supuesto ajuste de cuentas o por drogas, tal como lo manifestó su hermano a días del hecho. Según su versión, el ataque fue premeditado ya que horas antes del hecho observó a Flores en una motocicleta Honda 150 cc., acompañado por otro sujeto y que minutos después, en la segunda oportunidad vio al agresor ingresar en contramano por calle 1 de Mayo con una mujer y que Flores desenfundó una pistola, por lo que intentó salir de la escena del ataque para protegerse en la obra que estaba trabajando, cuando escuchó cuatro disparos y, cuando ya él se encontraba en el interior del Sepave, un proyectil le impactó en la espalda.

Ahí escuchó gritos de la mujer que le decía "ya está basta" e inmediatamente cayó desvanecido. De acuerdo a las pericias preliminares, Flores descendió del rodado con una pistola Luger 9 mm. Efectuó disparos en el lugar, donde se halló dos vainas servidas. Uno de los balazos dio en la espalda de Acosta y tuvo orificio de entrada.

Oficial

El 21 de julio hubo una reunión entre la ministra de Seguridad, Fabiola Segura; el jefe de Policía, Ángel Agüero y el fiscal Alejando Gober para conocer el avance de la causa.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar