sábado 25 de noviembre de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Causa Bacchiani

La línea España: una cueva para ingresar divisas a Europa

Un interesado en aquel país que tenía 50 mil dólares en Argentina podía cambiarlos acá a criptodivisas y luego vender o canjear esos valores allá, a través de otra financiera o personas particulares.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Mientras la Justicia de Córdoba define el pedido de elevación a juicio de Adhemar Bacchiani por 50 hechos de estafa reiterada y en Catamarca y La Rioja continúan las investigaciones por otros delitos, se conocieron más detalles sobre las maniobras que realizaba para mover millones de dólares y pesos -en billetes-, y en criptomonedas, que en su mayoría están fuera de los controles gubernamentales.

A partir del pedido de enjuiciamiento realizado por la fiscal integrante de la Unidad de Investigación de Casos Complejos, Valeria Rissi, salió a la luz una importante cantidad de escuchas telefónicas donde el mismo Bacchiani pone en evidencia algunas de las complejas tramas utilizadas para operar nacional e internacionalmente. Se trata de la línea España-Argentina, a través de la cual un cliente o amigo en aquel país podía acceder a dinero que estaba en Argentina a través de una operación en negro, es decir, sin pagar impuestos y sin bancarizar.

En un primer momento el interesado le explicó: “Necesito traerme 50 lucas o cobrar 50 lucas acá en España, dólares o euros. Mi vieja los tiene pero los tengo que mover. No los puedo mover por banco. A ver si tienes alguna de estas trampas que manejas tú, o alguna cueva (…) porque me voy a comprar u pisito aquí y no puedo (…) sabes que no lo podemos pasar por…” la Aduana.

La respuesta de Bacchiani fue contundente: “Si tu vieja tiene los 50 mil dólares yo le consigo los Bitcoin de un amigo y hacemos el canje. Yo te doy Bitcoin y ella me da los dólares”.

Y continuó: “Si vos sabés que yo trabajo todo clandestino, o sea, yo soy antisistema je je je. Yo no pago impuestos un carajo. Yo tengo allá uno que tiene cueva en España ¿me entendés? Él te los puede comprar. O sea, no tiene ningún inconveniente porque él ya vive allá. Creo que está en Tenerife”, puntualizó.

Para dar más certezas sobre su vinculación con el contacto europeo aseguró: “Me relaciono muy bien con él. Y si no es él serán otros porque tengo un montón de gente en España. Capaz que uno no te va a comprar los tres Bitcoin juntos porque 50 mil dólares hoy son tres Bitcoin”, indicó. “Pero te puedo hacer vender medio (Bitcoin) en un lado, uno en otro. El tema es vender persona a persona, es raro que venga alguien y te compre”.

En cuanto a la ocupación del financista ilegal comentó: “Mi amigo que está allá se dedica a lo mismo que yo (supuesta captación de capitales para posterior tradeo), nada más que es un pulpo más grande (…) se llama Marcelo Aguirre, para que sepas el nombre, y te los compra al toque. Aparte se dedica al Forex (Foreing Currencies Exchange o mercado global de compraventa de divisas). Lo haces efectivo vía izquierda”.

Si bien las escuchas serían del año 2018, cuando comenzaba a aceitar el negocio -ya que según el mismo Bacchiani explicó se inició en 2017 aproximadamente-, forman parte del expediente con el que la fiscal cordobesa pidió que Bacchiani sea sometido a juicio oral y público.La maniobra para digitalizar los activos, que se mantuvo al menos hasta que cerró Adhemar Capital SRL y sus sucursales de Tucumán y Córdoba fue descripta por una empleada de esta última que declaró en esa causa y el mismo Bacchiani.

Las sucursales eran recaudadoras, el dinero que recibían era entregado a cuevas o casas de cambio ilegales que canjeaban el físico por criptoactivos.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar