lunes 20 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Una demanda que aumenta

La Línea 102 pasó de ser una vía de denuncias a un canal de consultas

En lo que va del año, se recibieron más de 1600 llamadas. Solamente en mayo, 22 adolescentes consultaron sus derechos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
18 de junio de 2022 - 00:25

Solamente en mayo, la Línea 102 de Asistencia a Niños, Niñas y Adolescentes en Situación de Riesgo recibió 209 llamados. Este servicio funciona todo el día, todos los días; es gratuito y anónimo. En los últimos años, fue incorporado socialmente, debido a la labor que lleva adelante. De estos casi 300 llamados, hubo 63 intervenciones, 32 consultas: siete fueron de adolescentes, 30 de adultos del entorno familiar (puede ser madre, padre, tíos o demás familiares directos), 22 de adultos del Sistema de Protección Integral (policías, docentes o directivos de instituciones vinculadas con el trabajo de niños, niñas y adolescentes), 15 de niños y niñas y otros 19 sin identificar.

Mirella Moreyra Pérez, coordinadora del Programa de Protección de Niñeces y Adolescencias Línea 102, de la Secretaría de Familia –organismo a cargo del Sistema de Protección Integral de chicos y chicas, contó que “entre 22 niños, niñas y adolescentes, en su mayoría, realizaron consultas sobre derechos vulnerados”. De esta manera, se da asesoramiento y, si se solicita y necesita, se gestiona ayuda, a través de la Secretaría de Familia.

En lo que va del año, precisó, se registraron 1670 llamados, 388 demandas y 106 consultas, hasta el domingo pasado. “Sin identificar, las personas llaman y pueden hacer anónimamente la demanda. Se toman todos los datos y se trata de constatar la situación”, explicó. Sobre los 22 chicos y chicas que llamaron, la coordinadora consideró que se trata de un dato “muy interesante”. “Catamarca es una de las provincias donde los chicos mismos están llamando. Esto también se debe al trabajo que se realiza a través de talleres sobre promoción y sensibilización de la Línea 102 en escuelas, en nivel primario y secundario”, remarcó.

A la vez, indicó que se observa un aumento en la demanda, sobre todo sobre consultas. “Si comparamos con años anteriores, desde 2018 la Línea 102 cambia de ser sólo una línea de denuncias para ser una línea de escucha para niños, niñas y adolescentes. Sus consultas son variadas; depende de la edad. Por ejemplo, -hace poco- un chico de 10 años consultó por la separación de sus padres y por qué no puede ver a su mamá. En ese caso se hace contención, se dialoga con el niño y si él quiere puede hacer una demanda para que se llegue a un buen acuerdo, así puede ejercer su derecho a ver a su mamá. Todo por supuesto depende de un abordaje desde la Secretaría de Familia; intervienen y hacen seguimiento. También los chicos consultas sobre bullying; se toman datos y se deriva para su intervención y seguimiento”, explicó.

A diferencia de consultas de adolescentes, aclaró, ellos consultan sobre otras temáticas, relacionadas con la Educación Sexual Integral (ESI): sexualidad, cuidados, identidad de género o ciberdelitos. “Incluso llegan a consultar sobre intervención legal del embarazo (ILE), una temática que hoy en día ellos aún piden información y asesoramiento. Ellos llaman por muchas temáticas que les son de interés y necesitan que se los escuche y orienten”, destacó.

Trabajo en red

A la vez, señaló que la Línea 102 actualmente está funcionando en casi todas las provincias argentinas. De esta manera, se puede llevar a cabo un trabajo en red. Es decir, si se recibe una demanda con domicilio en otra provincia, se deriva a través del sistema inmediatamente a Línea 102 de la provincia que corresponda. “Un niño se comunicó desde otra provincia con una tía; su mamá estaba en estado de adicciones y su padre en situación de violencia. La tía se comunica a Línea 102 Catamarca; inmediatamente se hace la derivación y se contactó con la Línea 102 de esa provincia. Esto tiene una demora de a lo sumo de entre 15 a 30 minutos como máximo. En Catamarca, la Línea 102 recibe demandas y se deriva inmediatamente a la Secretaría de Familia, desde donde se interviene. La Línea 102 no va a domicilios; quienes van son del Servicio de Protección Integral”, detalló.

Para llevar a cabo este trabajo, tanto operadores como consultores constantemente se capacitan sobre todas las temáticas a fin de poder dar respuestas claras y concretas. “Los chicos incluso están llamando para saber si realmente los atiende y escucha alguien del otro lado. A veces llaman solamente para contarnos ‘algo’, como por ejemplo cómo les fue en su día escolar. A los chicos les gusta que alguien los escuche, les presten atención, incluso que sean asesorados y orientados, como por ejemplo en la elección de modalidades escolares”, advirtió.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Buen triunfo de Boca. 

Te Puede Interesar