sábado 24 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por afirmaciones falsas

La directora de OSEP, al cruce de la denuncia de Ávila

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de septiembre de 2022 - 23:20

La directora de la Obra Social de los Empleados Públicos, María Fernanda Gómez salió al cruce de la denuncia que realizó el diputado Hugo Ávila (Frente Amplio Catamarqueño). Admitió que su esposo, Roberto Raúl Olmos tiene un punto índice en el Ministerio de Educación, pero negó que fuera por su influencia como funcionaria ya que la designación fue anterior a que ella asumiera en el cargo. También negó que forme parte de una empresa constructora y menos aún que la obra social lo hubiera contratado para realizar obras en el edificio de calle Junín.

Ayer, Ávila presentó un pedido de informes en el que señalaba que "la empresa constructora, Roma Construcciones, propiedad de Roberto Raúl Olmos, habría sido la empresa beneficiada que realizó la obra de reparación y que también, producto de las influencias de ella con el Gobierno, fue nombrado en condición de supervisor con un punto índice, en el Ministerio de Educación, el 13 de mayo del 2022". Gómez asumió en el cargo el 31 de mayo de este año.

Según explicó la funcionaria, su esposo es planta permanente del Ministerio de Educación y pertenece a un área técnica. "Fue designado con un punto índice cuando comenzaron las tareas de desmalezamiento porque necesitaban contar con él en horario más extendido, pero ese nombramiento fue antes de que yo ingrese a la obra social. La situación de revista de él es un índice del Ministerio de Educación, el cual el obtuvo por sus tareas técnicas y previo a mi ingreso a la obra social", explicó.

Por otra parte, negó la vinculación con la empresa Roma. "Esa empresa no existe, cuando fue joven tuvo la intención de constituirse como empresa, pero la realidad es que no existe ni siquiera a nivel fiscal, es algo de vieja data", señaló.

Explicó que la obra de las oficinas en el edificio de calle Junín fue para instalar un punto de venta de órdenes odontológicas. En esa línea señaló que la contratación de una empresa siguió todos los pasos previstos. "Se hicieron todos los pasos administrativos que correspondían y él (por el marido) colabora con una empresa que fue contratada, pero no es de él", sostuvo. Además, añadió que su hermana no está designada en la obra social sino que es docente afectada a la Dirección de Educación Primaria, con una comisión de servicio que es anterior a su designación. n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
vectores de desarrollo

Te Puede Interesar