jueves 11 de julio de 2024
Fuerte caída del consumo

La crisis económica golpea a los comercios de la provincia

Propietarios de negocios se mostraron preocupados por la caída en las ventas y la suba en los servicios públicos.

La situación económica que atraviesa el país golpea fuerte a distintos sectores y los pequeños comerciantes de la provincia no están exentos.

Propietarios de despensas, kioscos y almacenes de barrios comentaron a El Ancasti que "bajaron muchísimo las ventas; tuvimos que implementar y recibir tarjetas de crédito. Las personas que antes compraban un kilo de tomate hoy vienen y te compran uno o dos porque está todo carísimo", dijo Cecilia, propietaria de una verdulería ubicada en el barrio La Tablada.

Aumentos

Los aumentos en las tarifas de la luz también representan un inconveniente para los comerciantes, que luchan día a día para mantener sus negocios abiertos. "Dos meses atrás estaba pagando $100.000 la luz; ahora estoy pagando $275.000 y hay más subas. No sé cómo voy a mantener el negocio o si tendré que bajar las persianas. No ganás nada, solamente para mantenerte en el día nada más", expresó angustiada Antonia desde una despensa del barrio Alem.

"Estamos al borde de no pagar los impuestos, se han ido por las nubes. Hoy en día estoy pagando para pagar nomás, para sobrevivir", dijo Héctor, dueño de una carnicería del barrio La Tablada.

Pocas ventas por el Día del Padre

Al visitar el centro capitalino previo al Día del Padre, los comerciantes advirtieron a este medio que las ventas cayeron notablemente en consideración con el año anterior.

"Hay una disminución extrema en las ventas. El año pasado se vendía mucho más. De todas las crisis que tuvimos considero que esta es la peor de todas, porque no es solamente por el Día del Padre, no se vende hace 2 o 3 meses. Anteriormente me acuerdo que desde el jueves ya la gente empezaba a llegar una tras otra, y este año lamentablemente es de terror. Esta esquina solía ser una de las más transitadas y hoy en día no anda nadie", manifestaron desde un comercio ubicado en Chacabuco y Rivadavia.

Desde uno de los comercios que vende calzados hace ya varios años en la peatonal advirtieron que "las ventas cayeron en comparación con el año pasado, un 20% menos. Hay días en que se vende y otros que no pasa nada".

"La verdad no se esperaba otra cosa por la recesión que hay; si vos tenés hoy 5 clientes tenés que estar contento, en cambio el año pasado o años anteriores era otra la demanda para esta fecha", dijo un empleado de un local que vende ropa para hombre en pleno centro de la ciudad Capital.

Promociones con tarjetas

Un punto en común entre los comerciantes tiene que ver con la implementación de tarjetas de crédito; en muchos casos con promociones bancarias, para atraer al cliente y financiar su compra.

"La gente pregunta todas las opciones de pago, lleva con tarjeta, y si tenés Días de Ensueño es lo que más preguntan. Son pocas las ventas con efectivo o transferencia", señaló una de las comerciantes de la provincia.

En el país

Según datos revelados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas cayeron un 16,2% durante los primeros cinco meses del año. La falta de ventas fue el principal reclamo de la mayoría de los comercios relevados. Casi siete de cada 10 negocios lo mencionaron como su principal problema.

Fuerte caída en las reservas hoteleras

Iniciando el primer fin de semana largo de junio, la crisis también se hace sentir en el sector hotelero, donde el nivel de reservas muestra un derrumbe inédito en las últimas décadas.

Empresarios del rubro admiten que frente a la demanda casi nula, muchos hoteles decidieron no abrir sus puertas con la seguridad de que no alcanzarían a cubrir ni quiera el costo que representa el consumo eléctrico y de gas para calefaccionar.

Ante este escenario, a nivel nacional, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica comenzó a hacer presentaciones ante Nación para plantear este escenario y buscar políticas de incentivo.

En Catamarca

Según el último relevamiento realizado por la Asociación de Hoteles, Bares, Confiterías, Restaurantes y Afines de la provincia, el nivel de reservas en Capital para el primer fin de semana largo del 15 al 17 de junio (noches 15 y 16 de junio) es de un 25,58%; en tanto que del 20 al 23 de junio (noches del 20, 21 y 22 de junio) la reserva hasta el momento es de un 36,86%.

"Continúa la tendencia que empezó en octubre de 2023 de fuerte caída en los niveles de ocupación, en comparativa interanual. Entre 20 y 40%, según localidades y categorías de establecimientos", informaron desde el sector.

En cuanto a las reservas para el mes de julio, Sebastián Córdoba, presidente de la Asociación, comentó que "hay algunas consultas y reservas. Venimos observando durante todo el año que las reservas se postergan hasta último momento por lo que creemos que se va a empezar a notar la demanda en los primeros días de julio".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar