viernes 3 de febrero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
No hizo lugar al recurso de casación

La Corte falló en contra de un condenado por abuso sexual infantil

El sujeto fue sentenciado a once años de prisión pero sigue en libertad. Le resta acudir a la Corte Suprema de Justicia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Corte de Justicia falló en contra de un sujeto que fue condenado por el abuso sexual de una niña. El máximo tribunal local no hizo lugar al recurso de casación y confirmó el fallo dictado en el juicio desarrollado en abril.

En forma unánime, los ministros de la Corte de Justicia no hicieron lugar al recurso de casación interpuesto por Marcos Gandini, abogado defensor de Julio Burgos, quien fue condenado el 11 de abril por los jueces de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación, luego de que lo encontraran culpable del delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

El hecho por el que Burgos había sido sentenciado ocurrió en el 2009 en el departamento Santa Rosa y la víctima, en ese entonces, era una niña. La denuncia penal fue radicada por la madre de la menor de edad. La causa llegó a juicio en abril y la madre de la víctima se constituyó en querellante y designó como abogado a Pedro Vélez.

Los jueces Jorge Palacios, Marcelo Soria y Patricia Olmi resolvieron condenar a Burgos pero aclararon que seguiría en libertad hasta que el fallo quede firme. La defensa del sujeto casó la sentencia y el martes se conoció el fallo del máximo tribunal que deja a Burgos en las puertas de quedar detenido y ser trasladado al Servicio Penitenciario Provincial.

En el análisis de los ministros de la Corte de Justicia, el primer voto correspondió a Fabiana Gómez, quien señaló que la defensa repitió los argumentos vertidos en su alegato en el juicio oral y que no incorporó ningún elemento nuevo.

La ministra opinó que se trata de una víctima de abuso sexual infantil, "doblemente vulnerable, por su condición de niña y de mujer", por lo que el caso debe ser analizado con perspectiva de género.

En ese sentido, la jueza señala que la casación presentada por la defensa de Burgos “carece de enfoque argumentativo que incluya la perspectiva de género”.

A su vez, Gómez destacó los informes psicológicos como los pilares para sostener la culpabilidad de Burgos. La psicóloga de la víctima había declarado que la joven tenía estrés postraumático y que se advertían niveles de angustia. La profesional indicó que el estrés es compatible con el relato de abuso que expresó.

Gómez también se refirió a lo vertido por la perito oficial que manifestó que los síntomas que presenta la damnificada tienen relación con "situaciones de vivencias traumáticas abusivas".

A la defensa del condenado le queda una última instancia para que se revise el fallo. Le resta la posibilidad de presentar un recurso extraordinario para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación examine los fundamentos de la condena.

La defensa pidió que se revoque la sentencia de condena y se absuelva a Burgos. Caso contrario, solicitó la disminución del monto de pena.

Abuso sexual infantil

En un alto porcentaje, los hechos de abuso sexual en la infancia (ASI) suceden en el entorno familiar o el agresor es alguien allegado a la familia. Estos agresores aprovechan la cercanía con su víctima para perpetrar los ultrajes. De este modo, se aseguran la confianza y la aprobación del entorno.

Especialistas en esta materia advirtieron que los agresores sexuales suelen ser personas “agradables” para con los demás, con una buena imagen.

El ASI posee mitos arraigados en costumbres culturales que es importante empezar a dejar de lado. Es un mito, la frase que dice “si ocurriera en nuestro entorno nos daríamos cuenta”. Tristemente no es así. El abuso sexual no es fácil de detectar, menos en la sociedad actual, donde las obligaciones cotidianas disminuyen los espacios de diálogo con hijos e hijas.

“Ocurre en familias desestructuradas o de bajo nivel sociocultural”; esto también es un mito con cierto tono de un gran prejuicio social. Hay abusadores sexuales en todas las estructuras familiares y en todos los niveles culturales.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Complicado. Juan Pablo Morales deberá dar aviso para salir del país.

Te Puede Interesar