jueves 18 de abril de 2024
Conflicto de competencias

La causa Bacchiani va a la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Serán remitidas para que se defina si la competencia quedará para la Justicia Federal o la Justicia cordobesa.

Edgar Adhemar Bacchiani está a poco de cumplir dos años de prisión en el penal de Miraflores y las causas por múltiples estafas por las cuales fue procesado en Córdoba y Catamarca serán remitidas a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para que defina si la competencia quedará para la Justicia Federal o la Justicia cordobesa. En ambas provincias y también en La Rioja, Bacchiani es investigado por delitos de estafas.

Fuentes ligadas a la causa explicaron que en abril de 2022 -mes en que Bacchiani y sus principales laderos fueron detenidos-, se produjo un fuerte conflicto de competencia entre el Juzgado Federal de Catamarca y la Justicia ordinaria de Córdoba que llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde se resolvió que cada jurisdicción debía avanzar en la instrucción de sus causas hasta que se determine el objeto de cada una de ellas.

Pasaron los meses y en Córdoba, la fiscal Valeria Rissi -integrante de la Fiscalía de Instrucción de Casos Complejos N°27-, procesó a Bacchiani por 50 hechos de estafas reiteradas y a mediados de agosto de 2023 requirió su citación a juicio.

Producida la requisitoria, el Juzgado Federal de Catamarca a cargo de Miguel Ángel Contreras solicitó a la Justicia de Córdoba que decline competencias en el fuero Federal, argumentando que no puede haber dos causas abiertas contra un mismo sujeto y por razones o delitos parecidos, teniendo en cuenta el principio procesal de que una persona no puede ser juzgada ni condenada dos veces por el mismo hecho.

En su fundamentación, Contreras sostuvo además que las estafas investigadas en Córdoba “forman parte de la defraudación que se investiga en la provincia de Catamarca”, y que los hechos denunciados “no configuran conductas independientes, sino que forman una unidad delictual de estafa cometidos mediante los sistemas Ponzi o piramidal”.

Para defender su pedido advirtió que los contratos de mandato de inversión suscritos y denunciados fueron absorbidos por la estafa piramidal, cuyo inicio tuvo lugar en Catamarca, donde se investigan delitos de índole Federal, “que son inseparables de la estafa y con los cuales esta concursa idealmente, la intermediación financiera no autorizada y lavado de activos”.

Los planteos del juez fueron rechazados por la fiscal Rissi y los querellantes cordobeses. En este punto, la representante del Ministerio Público Fiscal hizo hincapié en la raigambre de los damnificados y a la cantidad de víctimas, recalcando que si bien el requerimiento de elevación a juicio fue por 50 hechos de estafa, “en verdad la causa se relaciona con 196 hechos más que fueron denunciados respecto a los cuales, 88 personas se constituyeron como querellantes”.

O sea que a Bacchiani le queda mucho por explicar a la Justicia de “La Docta”.

El planteo de Contreras fue resuelto meses después por el Juzgado de Control y Faltas N°7 de Córdoba, haciendo lugar a la Fiscalía y a las querellas cordobesas.

Ahora, la instancia superior es la Corte Suprema de Justicia cuyos jueces deberán dirimir definitivamente quién debe fallar, sobre la premisa de que dos tribunales no pueden condenar dos veces por un mismo delito a un mismo sujeto.

Fuentes judiciales explicaron que en este tipo de cuestiones no se apela el fallo porque no hay una controversia judicial y que se trata de una situación en la que es necesario elegir entre dos opciones. Por esta razón, el expediente será elevado a la Corte, para que defina.

También indicaron que la resolución de la Corte allana el camino a los tribunales de alzada, -órganos jurisdiccionales que resuelven en segunda instancia, un pedido para revocar, modificar o enmendar la sentencia de un tribunal inferior-, y sirve para evitar posteriores planteos y nulidades que podrían echar por tierra toda la causa.

Mientras tanto, Bacchiani, fundador de la financiera Adhemar Capital SRL que tuvo su casa matriz en esta Capital y sucursales en el barrio cordobés de Cerro de las Rosas y en Yerba Buena, provincia de Tucumán, seguirá alojado en el penal.

En abril cumplirá dos años de detención con prisión preventiva, con una surtida agenda judicial por delante.

En Catamarca la Justicia Federal lo procesó por “intermediación financiera no autorizada, en concurso ideal con lavado de activos y defraudación, todo en concurso real, con asociación ilícita, en carácter de coautor”. n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Culpable.Renato Rasgido condenado por abuso sexual, 

Te Puede Interesar