lunes 23 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Violencia de género

Imputaron al joven que agredió y mantuvo cautiva a su expareja

La fiscal lo acusó por "lesiones y amenazas" y "privación ilegítima de la libertad agravada por violencia y amenaza".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un joven de 27 años quedó imputado por agredir y mantener cautiva a su expareja, una joven de 28 años, durante el domingo 20 y el lunes 21 de noviembre, en una vivienda de la ciudad Capital.

La fiscal de turno, Yésica Miranda, lo imputó por “lesiones y amenazas” y “privación ilegítima de la libertad agravada por violencia y amenaza”.

El joven fue indagado el último jueves y se abstuvo de declarar.

Él está detenido desde el martes 22 de noviembre.

En primera instancia, estuvo alojado en la comisaría Sexta, pero lo trasladaron a la comisaría Tercera porque había tenido un conflicto con un compañero de celda.

Según pudo saber El Ancasti, la fiscal evalúa solicitar la intervención del área de Salud Mental por algunas características que presenta el joven.

Hoy se realizaría la audiencia de control de detención, que pidió la fiscal Miranda.

El joven –hasta ayer– no contaba con un abogado particular y, por lo tanto, está previsto que se le asigne un defensor oficial.

Él ya había sido condenado anteriormente por la Justicia por un robo y estuvo alojado en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP), de acuerdo a la información a la que pudo acceder este diario.

También se conoció que secuestraron el cuchillo con el que habría agredido a su expareja.

El caso

La joven de 28 años, víctima de violencia de género, dio a conocer las agresiones que sufrió por parte de su expareja.

La sobreviviente fue agredida físicamente, verbalmente y también estuvo cautiva durante ocho horas en su domicilio, junto a su madre y una amiga.

Por estos hechos, la víctima denunció penalmente a su expareja en la Unidad Especial de Violencia Familiar y de Género.

Relato

La víctima narró que esta situación violenta comenzó el viernes 18 de noviembre, cuando ella decidió terminar la relación, que tenía más de dos años.

“El día domingo, con mi amiga, estábamos sentadas en la puerta de mi casa, esperando a otro amigo mío. Ella (por su amiga) subió a mi habitación, buscó una campera y me trajo una a mí. Como no me había gustado la campera, subí yo a buscar otra. En eso que yo estaba poniéndome la campera, en mi habitación, entró él (por su expareja). No sabemos cómo. Él me entró a ahorcar, a decirme que me iba a matar. Me quería matar. Eso fue el domingo a la noche”, dijo.

Luego, mencionó que su amiga preguntó si ella se encontraba bien. “Él me dijo que le conteste o me mataba a mí y a mi mamá. Yo no le contesté nada a mi amiga para que se diera cuenta. Entonces, subieron los dos, mi amigo y mi amiga, y ahí mi amigo vio que me tenía ahorcándome. Entonces, el chico lo quiso sacar, porque también lo conocía, diciendo ‘vamos, no hagas eso’. Como él (por su expareja) estaba tan sacado, le quiso pegar al chico”, siguió.

Tras esto, ella detalló que pudo salir de la habitación en donde fue agredida.

“Se fue por detrás mío. Me agarró en el cuarto escalón de los pelos y ahí me volvió a ahorcar. Como vio que yo no quería volver con él, bajó por las escaleras, entró por la puerta del patio a mi cocina y ahí sacó un cuchillo. Hasta eso, mis amigos ya se habían ido. Llamaron a la Policía y a mi mamá, que de esto no se había enterado. Mi mamá justo estaba bajando cuando él pasó con el cuchillo hasta la puerta de entrada. Yo venía por atrás. Se sentó, nos seguía amenazando que se quería matar, que me iba a matar a mí. No sé cómo hice, pero lo pude sacar (para) que se vaya”, agregó.

El lunes, desde temprano, siguieron los golpes y las amenazas.

“Tipo 7.30 de la mañana, salió de bajo de la escalera (de la casa). Lo primero que hizo fue pegarme en la cara, me tiró al piso y me cortó la cara con un cuchillo. La amenazó a mi mamá, a mi amiga. (Fue) todo como un secuestro. Nos quitó los teléfonos celulares. Nos tenía encerradas. Mi mamá y mi amiga tenían que hacer lo que él les decía sino me mataba. Y siempre con el cuchillo. Fueron eternas las horas, fueron casi ocho horas”, aseguró.

La víctima también explicó que las mantuvo cautivas hasta las 14, aproximadamente.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar