domingo 26 de mayo de 2024
Por sus dichos contra el papa Francisco

"He cometido errores y no tengo problemas en pedir disculpas"

En otro tramo de la conferencia de prensa, Sánchez se refirió a su llegada a la Secretaría de Culto y a la polémica que se había generado por las críticas al Papa Francisco. Admitió que tuvo errores en el marco de la controversia política. También se refirió a la posible visita del jefe de la Iglesia Católica.

La designación de Sánchez había generado polémica por sus críticas hacia el Papa Francisco, a la comunidad judía y su pedido de “pena de muerte” para Cristina Kirchner. El ahora secretario de Culto había apuntado el año pasado contra el Papa tras la designación de Raúl Zaffaroni, exjuez de la Corte Suprema, en la Junta Académica Fundadora del Instituto para la investigación y promoción de los Derechos Sociales “Fray Bartolomé de las Casas”, en el ámbito de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales. En ese entonces, Sánchez sostuvo: “Caso para estudiosos encontrar un Papa que haya hecho tanto daño”.

Ayer se retractó por aquellas expresiones: "Soy parte de este movimiento político que viene a cambiar las cosas en Argentina sin perder de vista que bueno, que muchos podemos cometer errores como los cometí yo. A veces la imprudencia se da en determinados cargos políticos donde la confrontación, la pelea, la discusión es una cosa cotidiana y se confunde con la responsabilidad que se tienen desde la carga pública. Yo he cometido esos errores, no tengo un problema en disculparme porque creo que todas las personas nos podemos equivocar. Lo importante es aceptar los errores a tiempo y tratar de no cometerlos de nuevo", afirmó.

Consultado por la llegada del jefe de la Iglesia Católica a la Argentina, dijo que todavía no hay ninguna confirmación al respecto. Según indicó, las especulaciones son que podría llegar en octubre.

La relación con la Iglesia

Por otra parte, el funcionario se refirió a la relación con la Iglesia Católica que ha sido crítica del Gobierno nacional por la profundización de los indicadores de pobreza y por los despidos.

"Hemos hablado de esto (con el Obispo Urbanc) y le decía que aquí hay un proceso. Nosotros no podemos escindir esta realidad de todo un proceso que hemos vivido los argentinos. Tanto el obispo aquí como los obispos o la Iglesia en general entienden que esto es parte de un proceso y que no se puede responsabilizar a un gobierno que lleva poco más de cuatro meses".

"A diferencia de lo que hubiera pasado si ganaba otro, este Gobierno ha decidido encarar esta bomba que había en la economía argentina y está tratando de resolver los problemas de fondo y eso también es reconocido por las autoridades de la Iglesia", definió.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar