domingo 7 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Causa Ocampo

Fiscalía rechazó el pedido de declaración del hijo de los acusados

La defensa de Enzo Morales y la querella se habían opuesto al pedido para evitar la revictimización del niño.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de julio de 2022 - 00:15

La causa en la que se investiga el crimen de Hugo Ariel Ocampo, ocurrida a principio de 2021 y que tiene a Enzo Morales y a Cinthia Bazán imputados, se encuentra en la etapa final y entre las últimas medidas realizadas por la fiscal Yésica Miranda, a cargo de la causa, se encuentra el rechazo al pedido para que declare el hijo de los imputados. Lo había solicitado la defensa de Bazán. Por su lado el abogado de Morales y la querella se habían opuesto a lo solicitado al señalar que se colocaría al niño, de 10 años, en una situación de revictimización constante. La fiscal coincidió en la postura y rechazó de plano el pedido. Ahora se espera un informe que debían realizar especialistas de Gendarmería Nacional sobre los teléfonos peritados.

Morales y Bazán se encuentran detenidos desde el 24 de enero de 2021 y ahora con prisión preventiva a la espera de la elevación a juicio.

La fiscal Miranda imputó a Bazán por "homicidio doblemente agravado por alevosía y por mediar una relación de pareja", en tanto que a Morales, "homicidio agravado por alevosía". Bazán está alojada en la Unidad Penal N° 2 en tanto que Morales permanece en el Servicio Penitenciario Provincial.

Ambos fueron detenidos días antes del hallazgo del cuerpo, el 24 de enero de 2021, en un pozo de agua en el camino que conduce a Antapoca.

Según la autopsia y las pericias realizadas en la causa surgió que Ocampo –quien era empleado de seguridad privada– habría sido ultimado el 18 de enero, el último día que había sido visto con vida.

De la pesquisa surgió que Ocampo y Bazán habían mantenido una relación sentimental y que también existía un historial de denuncias cruzadas en las que también estaba involucrado Morales.

Desde la defensa de Bazán ensayaron la estrategia basada en que la mujer habría actuado coaccionada por Morales. Sin embargo, esta hipótesis ha sido descartada en la instrucción de la causa.

El niño

Entre todos los testimonios que obran en la causa, se encuentra el de la hermana de Bazán, Ayelén Bazán, y fue ella quien solicitó que su sobrino sea llamado a declarar en la causa. Se trata del niño de 10 años, hijo de ambos acusados. Además del pedido de la hermana y de la madre del niño, la defensa de ella, los abogados Muñoz y Pérez y Villegas Rentin, solicito e insistió en que el menor debía declarar.

Las partes se opusieron al pedido, la defensa de Morales, representada por el defensor oficial Estanislao Gandini, se opuso a tal pedido al señalar que se colocaría al niño en una situación de revictimización constante. El defensor oficial había sido crítico del pedido de sus colegas señalando que no es necesario exponer a un niño que tiene a sus padres presos a declarar en favor de uno y en contra del otro, generando con esto mayor daño al que ya viene sufriendo. La querella se inclinó por lo mismo. Finalmente la fiscal rechazó ese pedido, quien tuvo en cuenta puntualmente el informe de la asesora de Menores, que no recomendaba someter al niño al procedimiento. El niño no será llamado a declarar.

Justicia

El 18 de febrero pasado, al cumplirse 13 meses del crimen, los familiares de Hugo Ocampo marcharon en pedido de justicia y solicitaron celeridad en la causa.

Ese día y en los meses siguientes la familia de la víctima marchó y continuará haciéndolo, solicitando que el expediente sea enviado a debate.

Amigos y familiares reclamaron frente a Fiscalía.

Fueron recibidos por la fiscal de la causa Yésica Miranda, quien les señaló que restaba una pericia a un teléfono celular para que la causa sea cerrada y se eleve a juicio.

“Nos dijeron que son tres los teléfonos que tienen que abrir, van dos y falta uno”, precisó. Este informe será realizado por especialistas de Gendarmería Nacional", habían manifestado los familiares.

“Para nosotros, como familia, seguimos sosteniendo que los dos (Bazán y Morales) son los autores. Más allá de las artimañas que se hablen. Esto fue un crimen pasional. Ella no soportó que mi hermano no quisiera estar más con ella, y él, que ella quisiera seguir con mi hermano”, había señalado el hermano de la víctima.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar