viernes 19 de julio de 2024
El pleito tiene 17 años

Firman acuerdo por el conflicto entre YMAD y UNT

El litigio se inició por un acuerdo entre el exrector José Cerisola y la empresa, y luego fue objetado por la Universidad.

En Casa de Gobierno, el Gobierno provincial y la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) rubricaron un acta compromiso que viene a poner fin al litigio judicial, que está en curso desde 2008 en la Justicia Federal, entre la empresa YMAD y la UNT.

El documento firmado establece el inicio de un procedimiento conjunto para finalizar el conflicto judicial iniciado hace 17 años, destacando la cooperación y el entendimiento entre las partes para el presente y el futuro desarrollo de YMAD.

El origen del litigio fue una denuncia que inició la misma casa de altos estudios tucumana en el Juzgado Federal de Miguel Ángel Contreras para declarar la nulidad de un acta acuerdo que había sido firmada por la empresa interestadual y el exrector de la UNT José Cerisola con el que se daba por terminada la obligación de ceder fondos para la Ciudad Universitaria de esa provincia. La Universidad buscaba la declaración de nulidad de aquella acta acuerdo para recuperar el derecho a disponer de la totalidad de los fondos que le corresponden por ser parte de YMAD y que tenían como fin construir el campus universitario.

El acta fue rubricada por el gobernador Raúl Jalil y el rector de la UNT, Sergio Pagani, y además estuvieron presentes los directores de YMAD por Catamarca, Ángel Mercado y Fernando Jalil, el asesor general de Gobierno, Nicolás Rosales, entre otras autoridades.

En este sentido, se resolvió que el próximo martes 25 de junio el directorio de YMAD se reunirá en la sede de la UNT para constituirse en comisión. En el encuentro confirmó su presencia el presidente de la empresa, Juan Pablo Limodio. Durante este encuentro, se suscribirán los acuerdos complementarios necesarios para perfeccionar el acuerdo alcanzado ayer.

Origen

El acto que ataca la UNT es el firmado por el exrector Cerisola el 2 de enero de 2008 con el entonces directorio de YMAD.

Dicha acta acuerdo permitía a la empresa que deje de depositar en las cuentas de la Universidad el 40% de las utilidades que le correspondían para solo empezar a depositarle la mitad de ese porcentaje. Para la UNT, el acta acuerdo es nula porque no fue autorizada por el Consejo Superior.

Todo este conflicto se explica en la ley nacional 14771 de la creación de YMAD. El descubridor del yacimiento minero Farallón Negro, el geólogo Abel Peirano, había legado sus derechos a la UNT y al formarse YMAD quedó establecido que un porcentaje mayoritario de las utilidades (60%) sería para Catamarca y un 40% para la UNT, a fin de que se concretara la Ciudad Universitaria.

La ley establece que cuando estuviera completo este proyecto, la mitad de ese 40% de la UNT debía ser repartido para las otras universidades del país.

Las utilidades de YMAD comenzaron a llegar a comienzos del año 2000 y el 2 de enero de 2008, luego de haber dispuesto dinero de esas regalías mineras para varias obras en la UNT, el exrector Cerisola firmó un acuerdo con YMAD para declarar concluida la Ciudad Universitaria y repartir los fondos de la siguiente forma: mitad para la UNT (sin un destino específico) y mitad para las otras casas de estudios del país.

En 2014, el Consejo Superior de la universidad tucumana advirtió que el rector (que fue denunciado y procesado) no tenía atribuciones para tomar determinaciones sobre bienes de la Universidad.

En ese marco y un año después, declaró al acta nula y lesiva para los intereses de la institución.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar