jueves 26 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
El lugar es seco

Falta de agua: vecinos de Las Tranquitas piden una solución urgente

Piden la intervención urgente de las autoridades pero aseguran que no son escuchados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Este año, las familias que viven en el paraje Las Tranquitas, en el departamento Andalgalá, y que padecen desde hace muchos años la falta de agua potable se vieron favorecidas con una perforación para extraer agua subterránea, teniendo en cuenta que se encuentran en pleno campo en donde no hay sistema eléctrico ni red de agua, por ende pensaron que el pozo solucionaría su histórico problema. Sin embargo, este pozo, del cual se extrae agua a través de una bomba que funciona con paneles solares, dejó de funcionar de un día para el otro y así otra vez quedaron sin agua.

Aparentemente y según informan los vecinos, el equipo no se dañó, quizás se desprogramó o simplemente no conocen cómo hacer que funcione otra vez y por las consecuencias que esto les genera piden una urgente atención.

"Nosotros queremos que programen la bomba porque a veces saca agua y 20 días no saca. Nosotros pedimos que nos vengan a programar la bomba, nos dicen que tiene que ser desde Aguas de Catamarca división Andalgalá el encargado de realizar ese trabajo, pero al final de todo ninguno nos da una solución.

Primero teníamos el problema que tenían que llevar desde Andalgalá el agua para la casa, al final era una pelea, ahora que tenemos el pozo, la bomba, no quieren venir a programarnos, a colaborar con nosotros”, dijo José Córdoba, uno de los vecinos preocupados por la situación.

Mencionó que inicialmente el sistema funcionaba bien, se quemó la primera bomba de agua, la que fue reemplazada por una nueva unidad pero ésta no funciona correctamente.

Recordó que hace poco tiempo lograron armar una huerta pero debido a la falta de agua potable las plantaciones se secaron. “Pusimos plantas de tomate, durazno, membrillo y se secó todo porque no hay agua, por eso queremos que nos vengan a programar la bomba. ¿Es mucho pedir que tengamos agua todos los días?”, dijo acongojado.

Durante las gestiones de los exintendentes José Perea y Alejandro Páez el municipio los proveía de agua cada 15 días, sin embargo el vecino se quejó de la desatención del actual gobierno municipal que encabeza el ingeniero Eduardo Córdoba.

“Este intendente desde que asumió jamás vino al paraje, no sabe que existimos; nosotros estamos haciendo patria en el campo porque vivimos del carbón; no nos vamos a venir a vivir en el pueblo porque nadie nos va a dar un trabajo. A veces le pedimos agua y nos lleva pasando dos semanas o al mes”, dijo.

Por otra parte, Córdoba solicitó también al gobernador de la provincia, Raúl Jalil, que efectivice la concreción del camino entre la escuela de La Isla y Las Tranquitas, obra que se había comprometido a realizar ante los vecinos. Cabe destacar que debido a la precariedad del camino, cuando un vecino debe ser asistido por una ambulancia ésta no puede llegar hasta los domicilios por lo cual los vecinos deben trasladar al enfermo por sus propios medios. n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar