lunes 28 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Lidera un grupo de mujeres

Ester Guaraz se lanza al feminismo para proteger a su hermano Elpidio

La hermana del intendente se puso al frente de una movida para impedir que suspendan al jefe comunal, denunciado por abuso sexual.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Ester Guaraz, hermana del intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz, descubrió el feminismo y en ese marco se puso al frente de un grupo de mujeres que pide el cumplimiento de la ley de paridad de género por parte del Concejo Deliberante de la localidad.

El flamante compromiso feminista de la exconcejala y actual secretaria de Desarrollo Social del Municipio se produce al poco tiempo de que el concejal Mario Páez presentara un proyecto para suspender por 30 días a su hermano luego de que fuera denunciado por abuso sexual. El proyecto de Páez está a un paso de ser aprobado por la mayoría calificada del Concejo.

La hermana de Guaraz, mediante el "Movimiento Feminista del Este", pide que asuma una mujer en el Concejo, teniendo en cuenta que está integrado solo por hombres. Concretamente, pide la banca de Federico Mercado, que cuando asumió respondía al jefe comunal.

El reclamo fue vinculado más a una estrategia para desarticular el pedido opositor de suspender al intendente que a un reclamo de igualdad entre mujeres y hombres.

Ester Guaraz no solo es la mano derecha del intendente de Santa Rosa, sino que además es la ejecutora de todas las maniobras pergeñadas por Guaraz en el Concejo Deliberante cada vez que se le presenta algún problema.

En este sentido, fue la encargada de suspender en dos oportunidades a concejales que quisieron apartar al intendente de su cargo.

También, cuando fue presidenta del Concejo Deliberante, fue bendecida por su hermano para quedarse al frente del Municipio cuando éste quería competir por la intendencia de Los Altos.

Durante noviembre de 2010 se produjo el primer intento del Concejo Deliberante santarroseño de apartar a Guaraz del cargo por tener en su contra un sinnúmero de denuncias por mal desempeño de sus funciones.

Los concejales opositores Pedro Suárez (Frente Cívico y Social-Frente para la Victoria) y Guillermo Leguizamón (FCS) quisieron sancionar al intendente pero no pudieron hacerlo porque el jefe comunal, junto con un grupo de simpatizantes, impidió que los ediles puedan ingresar al recinto del Concejo para desarrollar la sesión donde se lo suspendería por 45 días. A la par de impedir que Suárez y Leguizamón puedan sesionar, Guaraz hizo asumir a su hermana, que también era concejala, como presidenta del cuerpo.

En este contexto y mediante una decisión polémica, la flamante titular del Concejo expulsó a sus pares opositores e hizo asumir a sus suplentes. Durante ese tiempo, Santa Rosa vivió una situación insólita ya que contaba con dos concejos deliberantes, uno encabezado por Ester Guaraz y otro por Suárez y Leguizamón, que sesionaba en la plaza de la localidad. El Concejo opositor suspendió al intendente, pero como no estaba claro cuál era el “oficial”, Guaraz nunca acató la medida.

Pero ésa no fue la única polémica donde estuvieron involucrados los hermanos Guaraz y el Concejo Deliberante. Corría el año 2014 y el cuerpo estaba integrado por Mario Páez, Cristian Guzmán y Ester Guaraz.

En esa oportunidad, Páez (que ya era opositor al intendente) y Guzmán habían suspendido a la hermana del intendente por amenazas a un grupo de empleados. Sin embargo, en una maniobra con poco sustento legal, Ester Guaraz suspendió a Páez y a Guzmán y en su lugar hizo asumir a dos concejales suplentes.

Luego de la medida, la edil y autoproclamada presidenta del cuerpo cambió la cerradura del edificio para que los suspendidos concejales no pudiesen ingresar.

Esta situación llegó a la Justicia, pero dos años después, en 2016, archivó la causa contra los hermanos Guaraz por considerar que era una cuestión política no judiciable.

El intento de ser doble intendente

En 2013 ocurrió otro hecho más que llamativo que involucró a los hermanos Guaraz y fue cuando Elpidio, siendo intendente de Santa Rosa, intentó competir por la intendencia del municipio de Los Altos, que en ese momento estaba a manos de Rafael Olveira.

Sucede que, aprovechando que Los Altos elegía autoridades en 2013 ( a diferencia de la Provincia y de la mayoría de los municipios que solo elegían cargos legislativos), Guaraz, que fue electo intendente de Santa Rosa en 2011 hasta 2015, fijó domicilio en Los Altos para presentarse en las elecciones de esa jurisdicción.

En ese momento, su hermana Ester era la presidenta del Concejo por lo que, si Elpidio era electo intendente de Los Altos y renunciaba a continuar conduciendo el municipio de Santa Rosa, ella iba a quedar como intendenta. De esta forma, los Guaraz iban a conducir los dos municipios del departamento.

Finalmente, la jugada no llegó a buen puerto porque el juez Electoral y de Minas de la Provincia Guillermo Cerda impidió que se presente argumentando que el domicilio legal de Guaraz, de acuerdo con el padrón electoral de ese momento, era Bañado de Ovanta. Guaraz se había presentado como candidato a intendente de Los Altos por el Frente Tercera Posición, que tenía como máximo referente al gastronómico Luis Barrionuevo. El jefe comunal fue impugnado por un ciudadano por la falta de residencia efectiva en Los Altos.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar