domingo 7 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

Embriones de poder

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
23 de julio de 2022 - 01:05

La visita del gobernador Raúl Jalil a su par cordobés, Juan Schiaretti, giró sobre el impulso al Corredor Bioceánico pero admite lecturas más allá de lo protocolar, en el contexto de una fragmentación nacional tan pronunciada que habilita la reaparición de personajes que parecían ya fagocitados por el tiempo, como el jefe carapintada Aldo Rico, por ejemplo, o el ex vicepresidente y exgobernador de la provincia de Buenos Aires Carlos Ruckauf.

Política de nicho, cuentapropismo que apunta a capturar las porciones de consenso suficientes para intentar incorporarse como factor de alguna ecuación mayor llegado el caso y la oportunidad, lubricada por el poder viralizador de las redes sociales. Con probar nadie se empacha.

Recluido en Córdoba, Schiaretti ha conseguido sostener grados de autonomía importantes respecto del poder concentrado en el área metropolitana. Es de los pocos gobernadores, sino el único, que se permite ataques directos a ese eje.

En las presidenciales de 2019 se dio una balcanización del calendario electoral similar a la que se espera para el año que viene, con elecciones provinciales desdobladas de las nacionales en todos los distritos salvo cinco: CABA, Buenos Aires, La Rioja, Santa Cruz y Catamarca.

Cristina Kirchner anunció la candidatura presidencial de Alberto Fernández una semana después de que la reelección por paliza en Córdoba posicionó a Schiaretti como el elemento que le faltaba a Consenso Federal para afianzar consistencia, pero el cordobés decidió abstenerse y Consenso Federal se desinfló: Sergio Massa se sumó al Frente de Todos y Miguel Ángel Pichetto a Juntos por el Cambio, como candidato a vice de Mauricio Macri.

El desplome político del Frente de Todos, que tiene entre sus principales motivos la pérdida del control sobre la metrópolis por el crecimiento de las organizaciones sociales, repone la escena y los caciques territoriales buscan preservarse. En la inconsistencia generalizada, las vigas de consistencia que puedan alimentarse cobran mayor valor.

El Corredor Bioceánico es el proyecto más ambicioso en la gestión de la liga de gobernadores del Norte Grande, casi un fetiche. La región Centro, que Córdoba integra con Santa Fe y Entre Ríos, también tiene interés por la salida al Pacífico y los mercados asiáticos, pero a su vez tiene vínculos económicos objetivos mucho más fuertes con el área metropolitana. Y están más cerca.

Sin embargo, el elemento central a considerar es que se trata de distritos mucho menos volubles que el Conurbano desde el punto de vista político, lo que permite otras proyecciones. La crisis del Frente de Todos acelera la reconfiguración del ecosistema, y en tal proceso las relaciones entre los caciques –no solo ésta de Jalil y Schiaretti- adquieren otra relevancia.

Jalil le regaló a su anfitrión un poncho y lo invitó a visitar Tinogasta, Fiambalá y el Paso de San Francisco para que constate “in situ” el potencial del promocionado Corredor.

“Creo que es la salida de los productos de todo el norte y sobre todo para el Pacífico. Es una idea que venimos trabajando desde hace mucho tiempo y Córdoba es una provincia clave con la que podemos trabajar en conjunto para que el Corredor sea una realidad”, dijo.

El cordobés, por su parte, elogió el proyecto.

“Raúl Jalil está detrás de conseguir el Corredor Bioceánico que le permita al NOA sacar su producto hacia el Pacífico y también a nosotros, que somos parte de la Región Centro”, expresó.

Elementales demostraciones de amabilidad, se dirá no sin razón. Pero también un contacto que ambos mandatarios se esmeraron por hacer público, con una agenda distinta a la que acapara la Nación en estos días y muestra horizontes más allá de las alocadas fluctuaciones del dólar, las intrigas palaciegas, la acechanza de la cesación de pagos y los fantasmas de 2001 en tren de corporización. Una entrevista en la misma línea de regionalización que los gobernadores del NOA-NEA resucitaron cuando Alberto Fernández todavía generaba alguna expectativa. Embriones de poder en la Argentina impotente.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
indagatoria. se realizó ayer a la mañana en fiscalía penal.

Te Puede Interesar