viernes 3 de febrero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En Buenos Aires

"Ella vivió los peores días de su vida, está bastante asustada"

La madre de la víctima reprodujo detalles que le brindó su hija mientras estuvo encerrada en contra de su voluntad.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La madre de la joven catamarqueña de 22 años de edad que estuvo en cautiverio en la provincia de Buenos Aires, aseguró que su hija vivió “los peores días de su vida”, puesto que fue víctima de varios hechos de violencia.

La mujer, que brindó una entrevista a El Ancasti, señaló que su hija “está bastante asustada”.

La semana pasada, cuando fue rescatada, este medio pudo conocer que la joven se encontraba en un estado de shock, que todavía no cesa.

La madre mencionó que, antes de que su hija conozca al hombre que la habría sometido a un trato violento en Buenos Aires, la joven era víctima de violencia de género que otro hombre ejercía sobre ella.

De acuerdo al testimonio de la progenitora, el hombre de Buenos Aires, actual pareja de la joven, se valió de su estado de vulnerabilidad para ofrecerle “una vida diferente”.

La mujer remarcó que el hombre llevó a su hija a Buenos Aires a través de engaños.

De acuerdo a lo que indicó, él fue el primero en partir hacia Buenos Aires.

Luego lo hizo la joven catamarqueña, con su hija de tres años de edad.

“Hace dos semanas, mi hija me comenta que conoció a esta persona (por el hombre de Buenos Aires). Ella (por su hija) ya sufría violencia de género (que ejercía otra persona). Esta persona empezó a buscarla, a tratarla bien, a decirle que iba a tener una vida diferente, que dejara de sufrir. Ellos fueron conversando, es lo que mi hija me cuenta. Este chico la fue persiguiendo. Él fue dibujándole un mundo diferente”, explicó la madre de la víctima.

Según detalló la mujer, su hija y este hombre hablaban personalmente y se veían casi todos los días en Catamarca.

El presunto sujeto que la mantuvo cautiva había observado cómo la anterior pareja de la joven maltrataba a la víctima.

“Se fue como aprovechando de esa situación de mi hija. La veía vulnerable, que mi hija sufría maltrato y todo eso. Le fue diciendo que iba a cambiar de vida, que le iba a dar una vida mejor. Esto es lo que me cuenta mi hija a mí”, siguió.

Primeros días

La madre, además, dio detalles de cómo fueron los primeros días de su hija en Buenos Aires, que transcurrieron hace más de dos semanas.

“Cuando ella se va, los primeros días, todo parecía muy bien. Yo la llamaba, me atendía. Después de pasar dos semanas, cada vez que la llamaba no me atendía ella sino que eran mensajes de él, que (decían) que estaba bien, que él estaba trabajando, que no podía atender, que en el trabajo no le permitían usar el celular, que no podía llamar, nada de esto. Tanto así que insistí hasta que un día le dije que iba a hacer una videollamada”, dijo.

Luego, destacó que logró conseguir la dirección de la vivienda en donde se encontraba su hija, gracias a la ayuda de una niña.

“Logré hacerle una videollamada a mi hija. Y en eso que hablaba con mi hija, me hacía señas. Al principio no entendía. Me decía 'mamá, después te llamo'. Y parece que cuando él se distraía, me hacía señas como que me pedía ayuda. Había una nenita. Esa nenita era la que estaba ayudando a mi hija. Después me mandaron mensajes y me hicieron saber que mi hija estaba sufriendo, que él le pegaba, le hacía cosas horrorosas. La nenita me mandó la ubicación y fue ahí donde puse la denuncia y me ayudaron de la Policía”, recordó.

El caso

La catamarqueña que estaba en cautiverio junto a su hija pudo hablar la semana pasada sobre el trato que recibió por parte de su pareja y la madre de éste. La víctima narró que su pareja, un hombre de 37 años, la agredía con una fusta y la amenazaba con armas de fuego y armas blancas, según la información que brindaron fuentes a este medio.

Las tareas de investigación que llevó adelante personal del Gabinete de Búsqueda de Personas de la Delegación Departamental de Investigaciones San Isidro (DDI San Isidro) y de la Estación de Policía Departamental de Seguridad (EPDS San Isidro), permitieron ubicar a la joven y su hija, ambas retenidas contra su voluntad en una vivienda de la localidad de Boulogne.

El personal de estos organismos de seguridad logró entrevistar a la joven catamarqueña, pese a la reticencia de familiares de su pareja.

En ese contexto, la sobreviviente advirtió mediante señas que se encontraba en peligro. Luego de esto, ella rompió en llanto, se desahogó y relató lo vivido.

Ante los efectivos, comentó que estaba en esa vivienda retenida en contra de su voluntad, junto a su pequeña. También explicó que había arribado desde Catamarca hace dos semanas, aproximadamente.

Según detalló, el hombre le había ofrecido empleo doméstico, que ella iba a realizar en Buenos Aires.

Se supo que la joven fue despojada de sus documentos, privada de su libertad en una finca y abusada sexualmente, golpeada y amenazada de muerte mediante el uso de armas de fuego y blancas, todo esto por parte del hombre, supuestamente. Tras oír esto, el personal de los organismos de seguridad arrestó al sindicado y a la madre de éste por los violentos hechos que sufrió y detalló la joven catamarqueña.

También realizaron un allanamiento en el domicilio y secuestraron dos pistolas, una escopeta, nueve cuchillas de gran tamaño, dos manoplas metálicas y dos rebenques de cuero. Se sospecha que la chica podría ser víctima de trata de personas. Finalmente, la joven y su hija fueron rescatadas el pasado viernes 2 de diciembre.n

El hombre y su madre están imputados

El fiscal Marcelo Fuenzalida, de la Unidad Funcional de Instrucción Violencia de Género San Isidro, es quien está llevando adelante la investigación.

Por decisión del fiscal, el hombre y su madre quedaron detenidos y a su disposición.

Los imputó de los delitos de privación ilegítima de la libertad y coacción agravada, así como de abuso sexual con acceso carnal.

De acuerdo a informaciones que brindaron las fuentes a este diario, la madre del hombre también habría realizado maniobras para mantener en cautiverio a las catamarqueñas.

Presuntamente, cuando su hijo no se encontraba en la vivienda, ella se encargaba de quitar los picaportes de las puertas para que la chica no pueda salir del lugar.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Complicado. Juan Pablo Morales deberá dar aviso para salir del país.

Te Puede Interesar