viernes 18 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
La trampa piramidal

El suegro de Retamozo habría recibido bienes de Bacchiani

El empresario Cristian Guillou acusó la transferencia de tres contratos de cesión de boleto de compraventa.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La historia de Adhemar Capital tiene un nuevo capítulo: el empresario Cristian Guillou denunció que se transfirieron bienes de Edgar Adhemar Bacchiani al suegro de su abogado defensor, Lucas Retamozo. Guillou presentó ayer una ampliación de denuncia en la Fiscalía de Instrucción de Tercera Nominación. En esta ocasión, acusó a César Augusto Agüero Berrondo, a quien señaló como el padre de Florencia Agüero Birocco y suegro de Lucas Retamozo, abogado que defiende a Bacchiani.

Según la denuncia penal de Guillou, en la supuesta fecha del 17 de febrero de este año, se realizaron numerosas transferencias de inmuebles –especifica que son ocho de Bacchiani– con el objeto de “insolventar” al propio “Trader God”, certificadas por la escribana Joaquina Córdoba Gandini.

A Guillou le tesulta llamativo que en la mencionada fecha se hicieron tres contratos de transferencias de cesión de boleto de compraventa a César Augusto Agüero Berrondo, según consta en la denuncia.

La cesión de boleto o cesión de boleto de compraventa se da cuando una parte (cedente) transfiere derechos y obligaciones que posee sobre un bien inmueble, a partir de un boleto de compraventa originario; o cesión previa a su favor, a otra persona (cesionario).

Es importante aclarar que lo que se transfiere en la cesión son derechos personales que pueden permitir la tenencia o posesión del bien inmueble, pero no representa el derecho real de dominio, el cual se adquiere una vez obtenida la escritura pública.

Guillou expresó en la denuncia que se puede observar a simple vista que existe una única intención de “un grupo de personas” que “actuaban organizadamente” con el fin de “insolventar al denunciado Bacchiani”.

Para el empresario, esto no podría haberse llevado a cabo sin la intervención de la funcionaria pública (por Florencia Agüero Birocco) y Lucas Retamozo, que “transfirió los bienes a su suegro”.

Guillou, además, señaló “graves irregularidades” como el “hecho de que las actas están sin firma de la oficial pública, todas están redactadas con distinta letra, algunas sin la firma de una de las partes”.

Al empresario también le sorprendió la existencia de un acta del 18 de febrero, en la que “Celeste Garcés Rusa firma una operación (de) cesión de boleto de compraventa y no firma más nadie. Lo que evidencia la modalidad con la cual se manejaba tanto la escribana (por Joaquina Córdoba Gandini) como este grupo de personas, para lograr desprenderse de inmuebles una vez inhibido el denunciado”.

Asociación ilícita

Guillou consideró que esto es una “asociación ilícita” puesto que “no es eventual ni casual la participación de las partes” a los fines del desbaratamiento de los derechos y de la insolvencia, sino más bien “premeditada y con la intención de que Bacchiani no cumpliera con las obligaciones asumidas, por las cuales fuera denunciado”.

Por último, recordó que inició las acciones de rescisión contractual y la correspondiente denuncia penal contra Bacchiani.

Córdoba Gandini

De acuerdo con una denuncia penal radicada con anterioridad por Cristian Guillou, la escribana Joaquina Córdoba Gandini sería una pieza central en el dispositivo de estafa de Edgar Adhemar Bacchiani, a favor de quien habría manipulado los libros notariales para permitirle, entre otras cosas, insolventarse en forma fraudulenta.n

El rol de la

escribana

El rol de la notaria comenzó a ser indagado a partir de una presentación que la expareja y socia de Bacchiani, Celeste Zaraive Garcés Rusa. La mujer asegura que Bacchiani transfirió propiedades a “testaferros” y que Córdoba Gandini se negó a proporcionarle la lista de las transacciones.

El fiscal federal Santos Reynoso requirió el secuestro de los libros de actas de registro de firmas de la escribanía Gandini, debido a “sospechas de que Bacchiani habría realizado maniobras tendientes al desapoderamiento de su patrimonio”.

En los libros habría actas incompletas. Al dejar folios con datos faltantes, podrían haber asentado operaciones con fechas anteriores a la que sus bienes quedaron inhibidos por la Justicia.

Bacchiani, internado

El empresario Edgar Adhemar Bacchiani debió ser internado ayer en una clínica privada de la ciudad Capital.

Según la información a la que pudo acceder El Ancasti, fue traslado debido a que sentía dolores de cabeza desde hace algunos días.

El médico que asistió a Bacchiani recomendó que éste permanezca internado para que le realicen los controles correspondientes.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Allanamiento. se recuperó parte de los bienes muebles.

Te Puede Interesar