viernes 3 de febrero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Servicio Penitenciario Provincial

El interno apuñalado en el Penal no quiso denunciar a los agresores

El hombre habría manifestado que iba a encargarse de arreglar sus asuntos personales en la prisión.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El interno que fue apuñalado en una reyerta en la tarde del lunes 21 de noviembre en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP), no quiso denunciar a los presuntos agresores.

Máximo Sposetti, el hombre que recibió un puntazo en el tórax, tuvo la posibilidad de acusar a quienes lo hirieron, pero manifestó su deseo de no hacerlo ante la fiscal de turno, Yésica Miranda.

De acuerdo a la información a la que pudo acceder El Ancasti, Sposetti habría manifestado que él se iba a encargar de arreglar sus asuntos dentro del Penal de Miraflores.

La fiscal, por su parte, solicitó a las autoridades del SPP que Sposetti y sus presuntos agresores estén alojados en pabellones diferentes.

Hasta ahora, son tres los internos que están sospechados por la agresión que sufrió Sposetti. Uno de ellos perforó la humanidad de Sposetti. Los otros dos presidiarios también habrían tenido participación en el hecho.

Según pudo saber este medio, todavía no se pudo establecer el motivo por el cual Sposetti recibió el puntazo en su cuerpo.

La fiscal pidió al SPP las actuaciones por este suceso.

Además, se conoció que –al menos hasta ayer– no habían llegado las grabaciones de las cámaras de seguridad del pabellón en que agredieron a Sposetti.

Miranda había pedido el registro de las imágenes luego de tomar conocimiento del hecho.

Sposetti, quien estuvo internado en el Hospital San Juan Bautista (HSJB), ya regresó al Penal de Miraflores.

Finalmente, las lesiones fueron leves y está fuera de peligro.

El caso

El lunes, aproximadamente a las 18, la Policía tomó conocimiento del hecho de sangre a través de un llamado al Sistema de Atención de Emergencias (SAE 911).

De las primeras averiguaciones realizadas por personal del SPP, surgió que el herido había sido Máximo Sposetti, quien había protagonizado una pelea con otros internos tras una acalorada discusión.

Fue en ese contexto que Sposetti recibió un puntazo en el tórax, lo que le provocó sangrado de manera inmediata y fue trasladado en ambulancia al HSJB.

Personal de la División Investigaciones fue convocado para la pesquisa y se le dio intervención a la fiscal Miranda.

El herido fue examinado en el centro de salud y posteriormente se dispuso que podía ser llevado nuevamente al Penal de Miraflores.

No obstante, hubo un giro importante en el cuadro de salud del interno, pues luego advirtieron, tras una tomografía, que el puntazo le había alcanzado a perforar uno de los pulmones.

Sposetti fue llevado nuevamente hasta el HSJB, en donde quedó internado con pronóstico reservado.

El presunto autor del hecho no quiso hablar de lo sucedido ante las autoridades judiciales.

En primera instancia, la lupa estaba puesta sobre un único supuesto agresor.

Un compañero de celda de Sposetti aseguró que no vio nada de lo que ocurrió.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar