viernes 12 de julio de 2024
Se cumplen 10 años de la primera condena por femicidio del país

El femicidio de María Rita: una sentencia que sentó precedente judicial

Francisco Andrés “El Negro la Carpa” fue condenado a prisión perpetua. La víctima, su expareja, tenía 23 años.

“Creo, ante este Cristo que está enfrente mío, que mi abogado dijo le verdad”, expresó Francisco Andrés Quiroga “El Negro la Carpa” el 19 de junio de 2014, al hacer uso de su derecho a una última palabra. Luego, los jueces de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación pasaron a un cuarto intermedio a deliberar. “El Negro la Carpa” había llegado imputado por el delito de “homicidio agravado por femicidio”. Una hora después, el Tribunal dio a conocer el veredicto. Los jueces Fernando Esteban, Fabricio Gershani Quesada y Rodrigo Morabito sentenciaron: Quiroga era culpable. Con este fallo sentaron un precedente: la primera condena por femicidio del país. Quiroga fue condenado a la pena máxima, prisión perpetua y también fue declarado reincidente por tercera vez.

El crimen por el que fue condenado “El Negro la Carpa” sucedió en marzo de 2013. Los restos de María Rita Valdez aparecieron en el Dique El Jumeal. Ella era su expareja y madre de sus hijos.

La sentencia sentó un verdadero precedente y, dado su valor judicial, fue citado en otros debates por casos de femicidio. El 14 de diciembre de 2012 se publicó en el Boletín Oficial la Ley 26791 que reformó el artículo 80 del Código Penal Argentino. De esta manera, se incorporó la figura del “femicidio” como un agravante de “homicidio” a través del inciso 11. Se penaliza a un hombre que mata a una mujer en un contexto de violencia de género. A la vez, en el inciso primero, se amplió el catálogo de víctimas y se agregaron las figuras “excónyuge” y a la persona que “mantiene o mantuvo una relación de pareja mediare a no convivencia”.

Contexto de violencia

En las 68 páginas de los fundamentos de la sentencia, los jueces pusieron énfasis en los últimos 14 meses de vida de María Rita. La joven era víctima de distintos tipos de violencia. Había realizado denuncias penales en contra de Quiroga por los delitos de lesiones, amenazas, sustracción de menores a la autoridad de los padres y violencia familiar, incluyendo en este derrotero judicial una imputación por desobediencia judicial. Si bien se libraron cuatro notas de resguardo a la comisaría de la jurisdicción donde vivía (en la zona sur de la Capital) con la intención de proteger su integridad física y psicológica, finalmente se convirtió en víctima fatal.

“Otro elemento probatorio incriminatorio de relevancia lo constituyen los expedientes que se encuentran acompañados y que son muestra clara de los malos tratos físicos y psicológicos que sufría la víctima María Rita Valdez de parte del imputado Quiroga. Con antelación al hecho luctuoso que nos convoca, la víctima María Rita Valdez formuló denuncias penales en contra del encartado. Denuncias que generaron diferentes actuaciones de los organismos judiciales. Este largo y trágico camino de conflictos entre la víctima y el imputado tuvo su génesis judicial el día 29 de diciembre del año dos mil once, a menos de un año y medio del macabro hallazgo del cuerpo de Rita Valdez”, se indicó.

En aquella oportunidad, Quiroga había agredido a María Rita con un palo de escoba en una pierna. Mientras la golpeaba, “si te vas, te mato a vos y a tu hijo, y donde te vea con el macho que tengás”. “Más vale que no te vayas sino te voy a cagar matando a vos y al changuito”, había sido otra de las amenazas de Quiroga.

En otra ocasión, “El Negro la Carpa” fue a la casa de María Rita y se llevó al pequeño hijo de ambos. Cuando ella se acercó a Quiroga, él la amenazó. “No vas a ver más al bebé, te voy a matar donde te vea”, se destacó.

Era la primera vez que María Rita denunciaba. A la vez, asentó que éste solía golpearla cuando discutían. Un año antes, la madre de la joven había denunciado a Quiroga por haber golpeado a su hija.

Casi en simultáneo con el expediente penal y demostrando la conflictiva relación entre María Rita y “El Negro la Carpa”, por ante el Juzgado de Familia en feria se formó un expediente judicial. “Además de los antecedentes conflictivos y violentos antes referidos que motivaron diferentes medidas judiciales, el día 3 de febrero del año 2013 -un mes antes de la desaparición de Rita Valdez- a horas veinte, la prenombrada se presentó en la Unidad de Investigaciones Judiciales Número 1 y denunció nuevamente a Francisco Andrés Quiroga. Manifiesta la denunciante que su temor radicaba en que el imputado desde que se separaron la viene amenazando, diciéndole que si no vuelve con él, le va a prender fuego la casa con ella adentro y también que le va a tirar ácido en la cara a su hijo más chico. Teme por la integridad física de su hijo y la suya ya que lo cree capaz a Quiroga de cumplir con sus dichos”, había valorado el Tribunal.

Esta trágica reconstrucción judicial de los expedientes que se fueron formando a raíz de las denuncias que radicaba María Rita en contra de su expareja, tiene su correlato temporal el 28 de febrero del año 2013 –dos días antes de su desaparición-. Existía ya una orden de restricción debidamente notificada en contra del imputado Francisco Andrés Quiroga. La joven se presentó nuevamente ante la Unidad Judicial Nº 2 para denunciar al encartado ya que ese mismo día se presentó Quiroga. “Dame plata porque yo tengo al nene”, le exigió “El Negro la Carpa” y la joven le respondió “que no tenía”.

“Ante la respuesta de la denunciante de ‘que no tenía’ -haciendo referencia al dinero-, Quiroga se ofuscó e intentó agredirla. Por último, en esta denuncia, María Rita solicita que Quiroga deje de molestarla. No es un dato menor el hecho irrefutable de que en un lapso de tan solo 14 meses se libraron cuatro notas de resguardo a la comisaría de la jurisdicción con la intención de proteger la integridad física y psicológica de quien en vida se llamara María Rita Valdez”, se detalló.

Un día antes de la desaparición de la joven, Quiroga fue notificado de la nueva restricción. “A estos expedientes deben sumarse los dichos de los testigos que tuvieron conocimiento de los malos tratos físicos y psicológicos que el imputado Quiroga propinaba a María Rita Valdez, y que corroboran las denuncias efectuadas por la víctima”, advirtió el Tribunal.

“…Me iba a devolver a mi hija en una bolsa de nailon negra…” porque ella no le dio la plata que le pedía, había declarado la madre de María Rita. n

Ella

María Rita tenía 23 años y era madre de dos niños.

Se encontraba en un contexto de vulnerabilidad, en la marginalidad. Su expareja ejerció todo tipo de violencia contra ella: psicológica, física, patrimonial y sexual.

Entre el 29 de diciembre de 2011 y el 28 de febrero de 2013, María Rita había realizado cuatro denuncias contra su expareja y padre de sus hijos.

Fue vista por última vez el 2 de marzo de 2013.

Su cuerpo apareció desmembrado el 5 de marzo de 2013 en el Dique El Jumeal, en la Capital.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar