domingo 16 de junio de 2024
Querella apuntó contra Sotelo Delgado

"Documentación avala que Sotelo es una persona normal"

Fotos y videos complican al exefectivo policial que está imputado por hechos de violencia de género.

Luego de haberse conocido el resultado de la junta médica del expolicía Leonardo Sotelo Delgado, que reveló que el acusado se encuentra con un buen estado de salud, desde la querella remarcaron que “hay documentación de sobra que avala que es una persona normal” y que intentó un “manotazo de ahogado” para defenderse. Así lo señaló el abogado Pedro Vélez, quien es querellante en la causa.

Según detalló Vélez, “hay documentación de sobra que avala que es una persona normal; que desarrolla tareas de peluquería, que determinan que tiene que estar parado varias horas efectuando ese tipo de tareas. Existen fotos y videos subidos por él mismo (Sotelo Delgado), practicando deportes de alto rendimiento, que requiere un buen estado físico”.

Para el letrado, la junta “tira por tierra el hecho que se quiere plantear de que no habría podido cometer el hecho por no tener fuerza”. El abogado consideró que el encartado “es una persona sana, más allá de que haya tenido un accidente hace más de una década” y que “claramente es un manotazo de ahogado en el intento de tratar de defenderse de un hecho que está sumamente probado y acreditado con las pericias psicológicas y psiquiátricas realizadas en la causa”.

El resultado de la junta fue entregado al fiscal de Instrucción Nº 8, Sebastián Pelisari, el miércoles 15 de mayo de este año.

En el informe, los peritos indicaron que “el señor Leonardo Belfo Sotelo Delgado se encuentra en buen estado de salud física, deambula por sus propios medios, lúcido, orientado (en) tiempo y espacio”.

También añadieron que tiene un “buen estado nutricional, sin trastornos tróficos, sin impotencia funcional de miembros superiores e inferiores”.

Además, remarcaron que Sotelo Delgado “refiere presentar cuadro de estrés postraumático posterior a traumatismo vial en 2008 (atropellado por moto) en la cual indica haber sufrido fracturas de columna vertebral. No se dispone de documentación médica que certifique la existencia de dichas fracturas”.

Según los especialistas, el expolicía “refiere no realizar actividad física cotidiana por cuadro de dolor crónico, no obstante, presenta adecuado trofismo muscular”.

Por otra parte, indicaron que “al momento de este examen se encuentra en condiciones de permanecer alojado en sede policial”.

La junta se hizo puesto que el encartado había entregado 57 historias clínicas, tres certificados médicos, un certificado de discapacidad y la resolución por la cual la Jefatura de Policía lo dio de baja por incapacidad.

El abogado defensor, Leonardo Berber, explicó -antes de la realización de la junta médica- que se había adjuntado el cuerpo documental que acredita científicamente que “posee discapacidad total, absoluta y permanente”.

En la causa por violencia de género, Sotelo Delgado fue imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por causar grave daño en la salud de la víctima”, “privación ilegítima de la libertad” y dos hechos de “amenazas”, todos cometidos en contra de su expareja, supuestamente.

El investigador Pelisari fue quien formuló la acusación en contra del policía retirado.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar